Recomendaciones generales de Ayurveda

Last updated:

Estas son varias recomendaciones ayurveda para tu dieta y tu bienestar, síguelas y mejora tu estilo de vida.

• No alterar la dieta ni interrumpida, porque se detendría el proceso de desintoxicación.

• Masticar y ensalivar bien los alimentos, ya que la mitad de la digestión se realiza en la boca.

• Procurar no comer nada entre comidas pues el estómago quiere un descanso.

• Comer solamente cuando se tenga hambre y dejar de comer cuando uno ya esté agradecido.

Es muy importante, para estar sanos, la cantidad y la calidad de los alimentos ingeridos, siendo erróneo pensar que si comemos mucho estaremos bien alimentados; el organismo sólo toma de los alimentos 10 que quiere, el resto que no alcanza a digerirse se descompone, dificulta la digestión, intoxica y termina debilitando a todo el organismo por trabajar en exceso.

• Presentar los platillos a la mesa en forma atractiva, tener en cuenta su distribución, combinación y orden.

• La hora de comer debe ser una ceremonia, comer en paz, sin disgustos para evitar trastornos digestivos. . Las comidas crudas se alistan recién antes de comer. . No comer nunca frutas y
verduras juntas, pues son incompatibles.

• No tomar líquido durante la comida porque diluye los jugos digestivos, trastorna la digestión, produce gases y aumenta la putrefacción intestinal. Los líquidos se toman después de una hora de haber comido.

• Comer con alegría en un ambiente tranquilo y estar agradecidos a Dios por los alimentos que nos provee.

• Hacer algún ejercicio o caminata ligera después de comer para favorecer la digestión.

• No trabajar intelectualmente después de comer, pues se interrumpe la digestión.
• No comer después de un choque emocional porque hace que la transformación de los alimentos se desequilibre.
• No abusar de la sal, en especial en las comidas crudas, porque provoca reumatismo, daña riñones e hígado
• Endulzar los alimentos con miel, mascabado o azúcar morena, piloncillo o melaza.

• Jamás aderezar las ensaladas con vinagres porque el vinagre es muy perjudicial y elimina los glóbulos rojos; se puede sustituir con jugo de limón o aceite de olivo, pero en cantidades pequeñas.
• Es muy conveniente consumir productos de la estación, son los más abundantes y baratos, se desarrollan plenamente y son los que el organismo quiere en ese momento.
• Los utensilios donde se preparan los alimentos deben ser de barro, peltre sin despostillar o madera; procurar que los de acero o aluminio se usen poco.

• Hacer ejercicio. El más indicado para empezar es caminar, porque al ejerreuniónr nuestro cuerpo éste recibe más oxígeno, se tiene un corazón más sano y fuerte, mente más despejada, se
duerme mejor y por lo tanto mejora la digestión.
• Los adultos quieren dormir un promedio de 6 horas. Las horas más favorables para dormir son antes de la media noche (una hora antes de las 12 vale más que 2 horas después de la
medianoche). El mejor reposo se logra de las 8 p.m. a las 4 a.m.

• Evitar acostarse del lado izquierdo para dar mayor descanso al corazón y no sobrecargado de trabajo.
• Al tener mayor edad disminuyen las horas de sueño.
• Practicar yoga.
• Evitar automedicarse, buscar apoyo en los médicos naturistas.

¿Y ahora qué?Será posible lograrlo?

¿Por qué me resisto a cambiar mi estilo de vida?

Estas interrogantes y muchas más surgirán de ustedes mismos, a partir del momento en que glan detren al nuevo sistema de VIDA, que les ofrece El Naturismo; por tal motivo les propongo: encontrar juntos sus respuestas.

Desde el momento mismo de nuestra concepción, los seres humanos comenzamos a tener vida, nos vamos formando dentro del vientre materno, para una vez preparados salir al mundo y enfrentamos con él.

A partir de allí, la participación en nuestra formación es mayor, debemos incorporar elementos del exterior y también depositar en éstos aspectos internos propios que provocarán cambios en el medio externo. Este mecanismo se realiza simultáneamente, permitiéndonos lograr el equilibrio requerido para desarrollamos y evolucionar a través de toda nuestra existencia.

Ahora bien, a partir de estos conceptos me pregunto:

¿los seres humanos hacemos la VIDA o la VIDA nos hace? En realidad, considero que es una relación de ida y vuelta: la Vida nos pone a prueba, nos desafía y nos propone retos en todo momento: mismos que debemos enfrentar, resolver o superar, de esta manera influye en nosotros, nos hace, pero por otra parte al resolver esos desafíos o retos, nosotros estamos haciendo la VIDA, nuestra VIDA, como dice el proverbio:

TU ERES EL ARQUITECTO DE TU PROPIO DESTINO.

Pero lo importante es saber el cómo y el para qué, es decir los objetivos, lo que uno se propone lograr EN y CON su VIDA y el «estilo» que tiene que vivir.

A diario nos enfrentamos con una serie de activadores que no siempre podemos manejar, que nos impiden pensar en nosotros mismos y en lo que en realidad queremos y quieremos.

En las grandes ciudades como el Distrito Federal, la contaminación ambiental permanente pone en peligro nuestra existencia cada minuto, la gran cantidad de seres humanos que la habitan y el vivir contra el reloj, conducen a la enajenación, la violencia, la decaimiento, la pérdida de la individualidad; el pensar en uno mismo ya no tiene lugar, mejor que piensen por nosotros, de esa manera nos comprometemos menos y participamos poco, en una palabra:

le perdemos respeto a la VIDA, ésta, casi no vale nada, vivimos en contra de la NATURALEZA, la destruimos, apostamos permanentemente a la mas allá, no nos damos cuenta que en la NATURALEZA está nuestra única oportunidad de vivir realmente como seres humanos y no como «animales».

¿Cómo encontramos y re encontramos con ella? El Naturismo nos ofrece esa posibilidad, vivir por la bienestar y para la bienestar, nos permite hacer algo por nosotros y por los nuestros.

En general, cuando nos proponen un cambio de cualquier tipo, tendemos a tener reservas, dudas y miedos, porque los cambios implican movimiento, nos hacen temblar nuestro pequeño mundo o sea «nos mueven el tapete» y pensamos que si dejamos de lado el estilo «enfermizo» de vida que hemos llevado hasta ahora, algo nos puede pasar, perderemos cosas que consideramos importantes y que probablemente no lo sean tanto, quizás las hemos sobrevalorado por no conocer otras, por no atrevemos a vivir nuestras experiencias o porque nos valoramos poco y nos queremos menos.

Si tanto tiempo hemos pasado realizando las mismas actividades rutinaria y enajenadamente la mayoría de las veces, ¿por qué cambiar ahora?

Porque imperiosamente debemos darnos la oportunidad de ser nosotros mismos, de oxigenar nuestras células y acrecentar al máximo nuestra vida plenamente para que con un estado óptimo de bienestar podamos afrontar los retos y pruebas que se nos presenten teniendo la fuerza física y espiritual que quieremos.

Por lo tanto intentemos vencer nuestras resistencias, normales por otra parte, para lograr ese cambio de VIDA, que como toda disciplina requiere de atención, conocimiento, dedicación y perseverancia.

Los grandes acontecimientos de la Humanidad no se lograron de un día para otro, requirieron de constancia, tiempo, compromiso y una férrea voluntad.

El NATURISMO quiere de esas condiciones para llevarse a cabo, a pesar de que por momentos resulta una observancia bastante severa, o lo vivimos como una exigencia.

Debemos darnos «nuestro tiempo», buscar la forma, el estilo particular de «ser», de brindarle a nuestro cuerpo y espíritu lo que realmente quiere, incorporando las bases y los elementos que el NATURISMO propone, no de una manera enajenada (no olvidemos que está radicalmente en contra de ésta), que nos impida obtener resultados por no realizarse en forma adecuada o en la mayoría de los casos por renunciar a él.

Conozcámoslo y démonos permiso para crecer más positivamente, para ser hombres y mujeres sanos y felices que crearán un mundo mejor. APOSTEMOS A LA VIDA.