Elemento Tierra

3
1983

El elemento tierra, llamado prithvi en sánscrito, es el quinto de los cinco grandes elementos (pancha mahabhutus). Está en quinto lugar porque evoluciona de cada uno de los otros cuatro elementos (éter, aire, fuego y agua) conteniendo la esencia de estos dentro de él.

El éter proporciona a la tierra el espacio para existir. El aire proporciona a la tierra movimientos sutiles vistos desde un nivel subatómico. El fuego (energía) está latente dentro de la tierra, atado por los enlaces químicos de la naturaleza que mantienen la estructura junta. Einstein cuantificó la relación como E=MC2. E (energía) representa al elemento fuego. M (masa) representa al elemento tierra. C (velocidad de la luz) representa al elemento aire. El agua también es inherente a la tierra.

El agua es el puente entre el estado gaseoso de la materia y el estado sólido. Según la materia se vuelve más densa, el gas (aire, éter y fuego) se funde en agua (materia fluida). El proceso de densificación continúa hasta que la materia se convierte en sólida. La tierra es el representante elemental de la naturaleza sólida de la materia.

El elemento tierra representa la materia sólida y la estructura del universo. La tierra da forma al cuerpo humano y a toda la creación. La estructura provista por la tierra es el conducto a través del cual los otros elementos fluyen. Todos los elementos nacen del éter y están contenidos dentro de la tierra.

El origen del elemento tierra es el tanmatra del olor llamado gandha. El estado del elemento tierra en el cuerpo y la capacidad para oler están profundamente conectados. Gandha tanmatra es la causa primordial de la experiencia del olfato. Es la semilla de la energía o potencial, que emerge del cuerpo causal que brota del elemento tierra.

Este elemento, entonces, genera el potencial de la experiencia del olor en el cuerpo sutil y las estructuras a través de las cuales se puede experimentar el olor en el cuerpo físico. Así, el gandha tanmatra no es el olor en sí mismo, sino que el olor depende de él. Los trastornos en la capacidad de oler reflejan un desequilibrio del elemento tierra.

Tierra: órgano de los sentidos y órgano de acción

La nariz es el vehículo mediante el cual se manifiesta gandha tanmatra. A través de este organo tomamos los olores de la creación. Estas impresiones entran en el cuerpo, la mente y la conciencia afectándonos de manera física y emocionalmente profunda.

El recto es el órgano de acción. A través del consumo y la defecación, se regula el equilibrio del elemento tierra en el cuerpo. Si se libera demasiada tierra, como ocurre con la diarrea, la estructura del cuerpo se debilita. Si se libera muy poca tierra como ocurre con el estreñimiento, el cuerpo permanece fuerte durante un tiempo pero se vuelve más y más tóxico.

Debido a que el elemento tierra y el olor están íntimamente ligados, tanto la diarrea como el estreñimiento tienen un impacto negativo en la capacidad de oler. El exceso de elemento tierra puede obstruir el sentido del olfato, mientras que una deficiencia de este puede debilitar las estructuras responsables de oler. Por lo tanto, una eliminación saludable es esencial para el equilibrio del elemento tierra, el sentido del olfato y el bienestar general del cuerpo.

Las cualidades de la tierra

Conocer cualquier elemento es conocer sus cualidades. La tierra es fría, estable, fuerte, seca, áspera, gruesa, densa, opaca, clara y dura. El elemento tierra es el antídoto para los síntomas que tienen las cualidades opuestas en el cuerpo. Es importante tomar las cualidades de la tierra cuando uno se siente demasiado caliente, sin conexión a tierra, caótico, debilitado, fluido, carente de autoestima, insignificante, irritable con una lengua afilada, vulnerable o si no puede soportar el estrés.

Tierra y el kapha dosha

Kapha dosha se compone de tierra y agua. El agua con sus propiedades fresca y calmante proporciona la protección primaria del cuerpo contra los factores de calor (pitta) y movimiento (vata). La tierra proporciona la estructura subyacente y el fundamento que permite el crecimiento y desarrollo de los tejidos.

A medida que aumenta kapha dosha en el cuerpo, hay un aumento general de los fluidos y la estructura, aunque uno de los dos puede aumentar menos que el otro. El aumento del elemento tierra provoca el engrosamiento de las estructuras del cuerpo.

De los siete dhatus del cuerpo, la tierra se encuentra en cantidades significativas en la masa que compone los mamsa y medas dhatus. También constituye el componente estructural sólido del ashti dhatu.

Estos tres dhatus son inmediatamente dependientes de que el elemento tierra esté sano en el cuerpo. Mientras que los otros dhatus no tienen grandes cantidades de tierra contenida dentro de ellos y no podrían sostener su forma sin esta. Por lo tanto, la tierra también provee la estructura básica de los rasa, rakta, majja y shukra dhatus. Así, todo el cuerpo depende del elemento tierra para su salud y bienestar.

Consecuencias del exceso y deficiencia de la tierra en los dhatus

La tierra entra en el cuerpo a través de los alimentos que consumimos. Mientras que el elemento tierra proporciona la estructura de todos los alimentos, se encuentra en mayores cantidades en los granos, los frutos secos, las legumbres y las carnes.

Se encuentra en cantidades moderadas en los productos lácteos y en pequeñas cantidades de frutas, verduras y especias. Cuando se tiene exceso del elemento tierra en el cuerpo, como ocurre con la sobrealimentación, los tejidos del cuerpo son provistos de exceso de materia prima para la construcción de nuevos tejidos.

Las estructuras existentes se hacen más grandes donde es posible el aumento de tamaño y se vuelve más grueso/denso donde el potencial de crecimiento longitudinal es limitado. Los excesos de tierra que exceden la capacidad del cuerpo para convertirlo en otras estructuras se almacenan en el cuerpo como una parte del medas dhatu (grasa). Un examen de un paciente con grandes cantidades de elemento tierra en el cuerpo revela una piel gruesa, uñas fuertes, músculos grandes y pelo grueso y denso.

Las deficiencias del elemento tierra dan como resultado debilidad de las estructuras del cuerpo. A falta de materias primas para construir los tejidos sólidos, los huesos se debilitan y se produce osteoporosis, lo que provoca riesgo de fractura.

La masa muscular se reduce y disminuye la grasa corporal. Como función del elemento tierra la retención de calor, capacidad de los cuerpos para regular la temperatura interna, disminuye y la persona fácilmente siente frío. Así, carente de sustancia, una persona con deficiencia de tierra es incapaz de ponerse de pie frente a los desafíos del mundo y es fácilmente desplazada por las fuerzas más fuertes.

Tierra y las estaciones

La tierra prevalece en las estaciones de invierno e inicios de primavera. Al final del invierno, el elemento tierra es más predominante en un ambiente seco, estático, sólido y relativamente inactivo. El agua que ha caído en forma de nieve está encerrada en un estado sólido y no puede fluir.

Al comienzo de la primavera, como el agua comienza a fluir, el elemento tierra proporciona la sustancia que se utiliza para iniciar la construcción de nuevas estructuras como se evidencia en el brote de los árboles.

Durante el invierno, es importante asegurarse que la cantidad del elemento tierra está bien proporcionado en la dieta de acuerdo con el prakruti y vikruti del paciente. En general, debido a la influencia estacional, debe consumirse menos del elemento tierra que en otras épocas del año.

Sin embargo, muy poco del elemento tierra en la dieta, puede hacer difícil mantener la fuerza y la temperatura corporal en esta estación. Por lo tanto, deben evitarse el ayuno y las purificaciones fuertes durante los meses de invierno, sobre todo si son excesivamente fríos. Cuando las aguas empiezan a fluir a principios de la primavera, la purificación es más óptima. Si se toma en exceso una gran cantidad del elemento tierra durante el letargo del invierno, habrá un gran aumento en la grasa corporal.

La tierra y el ciclo de la vida

En el ciclo de la vida y la mas allá, la tierra representa el período de gestación en el organo, donde se forma la estructura básica del cuerpo. Durante este tiempo, una nutrición materna apropiada proporciona el elemento tierra necesario, el cual es esencial para el crecimiento y el desarrollo adecuados. La falta del elemento tierra en este momento puede paralizar de forma permanente a un niño. El elemento tierra sigue desempeñando un papel importante en el desarrollo del niño hasta que el crecimiento se complete.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here