mudra calma

Mudra de la Calma

Practica el mudra de la calma todas la veces que puedas y necesites.

Coloca las manos tal cual se indica en el dibujo adjunto, respira profundamente y percibe el efecto que el MUDRA produce en ti!!!

Consejos para su práctica:

Cuando te tomes un momento para un “mudra reconfortante”, mantén la ubicación durante 7, 14 0 21 ciclos respiratorios.
Cuando sufras síntomas agudos, mantén la ubicación durante el tiempo que necesites para alcanzar el efecto anhelado.

En casos crónicos, practica el mudra apropiado durante alrededor de 15 minutos, tres o cuatro veces al día; por la mañana, mediodía y noche.

Efectos:

Activan las zonas de reflexología de las manos y el flujo de los meridianos.
Activan los puntos de acupresión.

Ejecución:

Respira lenta y profundamente por la nariz.
Mantén una actitud positiva.
Puedes reflexionar sobre alguna frase o pensamiento en concreto.

La hiperactividad no es muy agradable; consume toda nuestra energía y debilita el sistema inmunológico. Nos sentimos como una banda elástica exageradamente estirada y, por raro que parezca, ni siquiera toleramos la paz que intentamos encontrar.

**(LOS MUDRAS SON GESTOS ANCESTRALES QUE, EMPLEADOS CON SABIDURÍA Y CONSTANCIA, AYUDAN A CURAR ENFERMEDADES, CALMAR DOLORES, SOSEGAR EL ÁNIMO Y AUMENTAR NUESTRA VITALIDAD. PRACTICADOS JUNTO A LA MEDITACIÓN, APOYAN Y FACILITAN EL CAMINO ESPIRITUAL DE MANERA SENCILLA, AUTÉNTICA Y LIBRE DE CUALQUIER DOCTRINA).

Practica el mudra de la calma todas la veces que puedas y necesites.