YOGA PARA RUNNERS

YOGA PARA RUNNERS

Hacer deporte es siempre algo beneficioso, pero si sales a correr de una manera continuada probablemente habrás sufrido alguna pequeña lesión o tensión en tu cuerpo, te vamos a ayudar a evitar esto si sigues leyendo este artículo.

Mientras que el deporte como ejercicio o actividad centra su atención principalmente en el plano físico, la práctica del yoga va a un nivel más profundo uniendo el cuerpo y la mente.

Cuando una persona está fuera de su equilibrio físico, cada paso que da fuerza a los músculos a trabajar más duramente para compensar. Los músculos tensos se aprietan más y los músculos débiles se debilitan. Un músculo tenso es frágil, duro e inflexible. Dado que los músculos actúan como amortiguadores naturales del cuerpo, lo ideal es que debe ser suave, maleable y flexible, con un poco de elasticidad. Los músculos frágiles, por el contrario, hacen que las articulaciones se froten haciéndolos más vulnerables.

La rigidez muscular se debe a que los corredores entrenan invariablemente en un «deporte específico» de forma que llevan a cabo acciones específicas una y otra vez, y su atención se centra en la técnica externa.

El enfoque del yoga centra su atención en los movimientos de su propio cuerpo en vez de en un resultado externo. Los corredores pueden utilizar la práctica de yoga para equilibrar la fuerza, aumentar la amplitud de movimiento, y entrenar el cuerpo y la mente.

Las asanas mueven el cuerpo a través de las dimensiones gravitacionales mientras coordinas la respiración con cada movimiento sutil. El resultado final es que el cuerpo, la mente y la respiración se integran en todas las acciones. A través de la asana puedes participar, fortalecer, y ejercen presión sobre todos tus grupos de músculos intrínsecos, que apoyan y estabilizan el sistema esquelético. Esto puede compensar los efectos de entrenamientos unidimensionales del corredor.

El yoga es un catalizador para ayudar al cuerpo a volver a un nivel de equilibrio y simetría. Para liberarlo de tensiones y bloqueos permitiendo que la energía fluya correctamente, inteligentemente, naturalmente mejorando así el estado de bienestar. El yoga es un milenario sistema holístico de bienestar preventivo dentro de la sanación ayurvédica.

Un cuerpo sano y en forma se define desde una perspectiva holística que garantice un equilibrio general de la persona. Para ello resulta necesaria una buena interacción entre las diferentes capacidades,

Fuerza

Flexibilidad

Resistencia

Capacidad Respiratoria (Pranayama)

El yoga actúa a nivel físico en la parte fisiológica de nuestro cuerpo a través de las asanas permitiendo la recuperación del equilibrio natural. En otro plano más sútil pero más profundo, el yoga actúa sobre el cuerpo energético principalmente mediante el control de la respiración o prana yama. Así el corredor poco a poco también se beneficiará enormemente de la respiración y de la meditación.

Correr, como caminar, es una actividad “natural” propia del ser humano como especie.

EFECTOS DEL YOGA SOBRE LOS CORREDORES

FÍSICOS

Flexibilidad: disminuye la rigidez facilitando los movimientos y reduciendo dolores. En yoga los músculos se contraen excéntricamente (estiran al contraerse) y crean fibras largas y finas, ideales para los corredores que quieren un cuerpo ligero.

Fuerza: El yoga implica el uso de todos los músculos de todo el cuerpo en diversos planos; se hace intervenir a los músculos que normalmente no se usan al correr.

Equilibrio (biomecánico) y propiocepción: Las ubicacións de Yoga requieren la actividad equilibrada de grupos musculares opuestos facilitando un reequilibrio de fuerza y flexibilidad., además desarrolla la propiocepción, la capacidad del cuerpo para captar y ser consciente de sus miembros en el espacio. (esta es una habilidad vital para los corredores de montaña que corren por terreno irregular)

Conocimiento del propio cuerpo: El yoga trabaja todo el cuerpo de manera holística. Además de trabajar el sistema locomotor en su totalidad, en yoga se trabajan todos los sistemas del cuerpo: cardiovascular, respiratorio, endocrino… incluso los órganos internos.

Aumento de la energía: El yoga oxigena la sangre y genera más energía. Ayuda al organismo a recuperarse activamente de las exigencias de correr.

Mejora de la Respiración: La respiración yóguica es una respiración consciente que aumenta la capacidad pulmonar incrementando la resistencia y el rendimiento deportivo en general.

MENTALES

Unión Cuerpo-Mente: La práctica del yoga enseña a permanecer en sintonía con el cuerpo. Correr también puede ser meditación en movimiento.
Consciencia Corporal: A través del yoga se aprende a escuchar las señales que nos da el cuerpo y a actuar en consecuencia, reduciendo así el riesgo de lesiones y mejorando la calidad de vida en general.

Serenidad y Reducción del estrés: En un nivel fisiológico el yoga activa el sistema parasimpático mientras que en el plano mental, el yoga ayuda a eliminar la corriente de pensamientos conduciendo hacia la meditación

BENEFICIOS

A los corredores les encanta correr, quieren correr cada día, todos los días pero esto puede suponer un “riesgo” para su bienestar. En este sentido, el yoga sería el compañero perfecto para mantenerse sano y en la “trata”. Introduciendo el yoga en las rutinas de entrenamiento (y más si son asanas o secuencias especialmente pensadas para corredores) se obtendrán beneficios sorprendentes en muy poco tiempo:

Mejora la forma de correr en un nivel físico mejora la técnica de carrera, la respiración, la flexibilidad de las articulaciones que permite un rango de movimiento más amplio con menos esfuerzo, aumenta la capacidad aeróbica con la circulación de la sangre más rica en oxígeno … las carreras se vuelven menos agotadoras, más agradables.

Disfruta de correr: a nivel mental la actitud ante la carrera pasa a ser de disfrute sin agotamiento, sin tensión, se aprende a correr en paz, se aprende a meditar en movimiento.

Evita y sana lesiones: El yoga cuida la simetría y las alineaciones previniendo lesiones y/o ayudando a sanarlas. Ralentiza la degeneración del cuerpo dando a los corredores una vida deportiva más larga el yoga recupera y reequilibra el cuerpo

El yoga puede ser un excelente método de “entrenamiento” cruzado porque ayuda a compensar el impacto negativo de correr. Trabaja para que el cuerpo recupere la alineación, la simetría y el equilibrio. Es una excelente manera de recuperarse activamente de las exigencias que puede conllevar correr.

Namasté