YOGA PARA ALIVIAR LA GRIPE

3
451
YOGA PARA ALIVIAR LA GRIPE
YOGA PARA ALIVIAR LA GRIPE

Aunque todos estamos obligados a sufrir el ocasional resfriado o gripe, los practicantes de yoga tienen menos probabilidades de sufrir un resfriado, y si lo sufre, tiende a tener una tasa de recuperación mucho más rápida. Esto es así porque son muchas las capacidades conocidas del yoga, para regular el sistema inmunológico, manteniéndolo sano y fuerte para resistir las infecciones.

El estrés es conocido como un factor importante que contribuye a contraer un resfriado o la gripe, las hormonas del estrés hacen que la glándula timo se encoja de tamaño, provocando una función deficiente como productor de las células inmunes. Además de los efectos calmantes generales de la mayoría de las posturas de yoga, las posturas restaurativas y las de inclinación hacia delante son especialmente calmantes para el sistema nervioso, ayudando a reducir el estrés de todo el cuerpo.
Muchos practicantes de yoga, siguen una dieta yóguica, que también puede ayudar a prevenir y curar el resfriado común. El énfasis de una dieta yóguica está en el uso de granos enteros, frutas, verduras y legumbres, naturalmente, que proporcionan al cuerpo la nutrición adecuada y la abundancia de antioxidantes que el sistema inmunológico necesita para funcionar de manera óptima. Una dieta yóguica también es naturalmente libre o baja en azúcar, cafeína, alcohol, y grasas.
El resfriado común y la gripe son enfermedades virales que son contagiosas y muy a menudo afectan a un gran número de personas cada año. Aunque no es un problema de salud grave, puede ser muy agotador y molesto. Los síntomas más comunes son tos, dolor de garganta y picor, congestión nasal y estornudos. La gripe es también acompañada de fiebre. La mayoría de personas utilizan medicamentos sin receta y remedios caseros para cuidar de estas enfermedades, pero una gran manera de evitarlos es la práctica regular del yoga.

Aquellas posturas en las que dobla la espalda son especialmente útiles para abrir el pecho y los pulmones, lo que proporciona un impulso a la glándula del timo que se encuentra en el centro del pecho. Las posturas que ayudan a lograr esto, además de aumentar la circulación sanguínea y el aumento de los niveles de energía, ayudan a combatir el virus son las siguientes:

  • Postura del Arco (Dharunasana)
  • Postura de la Cobra (Bhujangasana)
  • Postura de la Paloma (Eka Pada Rajakapotasana)
  • Postura del Pez (Matsyasana)
  • Postura de la Barca (Navasana)
  • Postura del Puente (Setu Bandha Sarvangasana)

 

Las posturas invertidas también ayudan al sistema inmune:

  • Postura del Arado (Halasana)
  • Postura de la Vela (Sarvangasana)
  • Postura sobre la cabeza (Sirsasana)

 

Los ganglios linfáticos que se encuentran en las axilas y en las ingles, también pueden ser ejercitados con el fin de prevenir el resfriado. Esto se puede conseguir con las posturas de torsión, tales como:

  • Postura de Torsión (Ardha Matsyendrasana)
  • Postura de Torsión sentado (Vakrasana)
  • Postura de Torsión tumbado (Jathara Parivatanasana)

Otra parte importante del yoga que alivia cualquier síntoma de la gripe o el resfriado es lo que se conoce como el Neti Jala. Esto es un lavado nasal que es muy beneficioso y eficaz para aliviar la congestión nasal. Ayuda a lavar los gérmenes y bacterias que son la causa del frío.

Ante todo recuerda que practicar Yoga habitualmente durante todo el año es la mejor forma de prevenir los resfriados y las gripes. Se ha demostrado que el Yoga mejora significativamente el sistema inmunológico, y por lo tanto nos mantiene fuertes contra virus y bacterias. Recientemente, un estudio de la Universidad de Oslo comprobó que cuando un grupo de personas practicaban Yoga durante una semana se activaban en ellos 111 genes fundamentales para el sistema inmune, un porcentaje muy superior a cuando las mismas personas practicaban otro tipo de ejercicios, en que se activaron 38 genes.

 

Por último, una recomendación de dos tipos de infusiones que también aliviarán a calmar los síntomas de la gripe:

  • El té ayurveda puro o té yogi. Este té te ayudará con el resfriado y puede incluso aliviar las molestias gástricas con frecuencia asociadas con la gripe. Se le puede añadir un poco de cúrcuma en polvo, especialmente si sientes mucho dolor, ya que esta raíz tiene un potente efecto antiinflamatorio y puede aliviar el dolor muscular y de cabeza.

 

  • Infusión de gengibre y cúrcuma con el zumo de medio limón. Un remedio infalible para encontrarte mucho mejor en poco tiempo. Raya un poco de jengibre y un poco de cúrcuma y añádeles agua hirviendo. Déjalo en infusión durante 10 minutos. Después espera a que la infusión esté templada, añade el zumo de medio limón y…disfruta.

 

Namasté.

 

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here