Un zumo para cada órgano

Beber verduras a diario en forma de zumo o batido puede tener profundos efectos en nuestra bienestar general y nuestro bienestar. Por eso hoy nos queremos centrar en que alimentos son buenos para cada órgano en concreto y poder así elaborar zumos de acuerdo a las características de cada uno.

El consumo regular tiene efectos radiantes en todo, desde el estado de ánimo de los niveles de energía, el mantenimiento de la función cerebral, el peso ideal, el tono de piel, el equilibrio hormonal, el mejor sueño y la prevención de las dolencias … La lista sigue y sigue.

ALIMENTOS RECOMENDADOS PARA CADA ÓRGANO:

CEREBRO

– Apio: Es rico en luteolina, que ayuda a bloquear las moléculas en el cerebro que desencadenan la inflamación. También es alto en luteolina las zanahorias, los pimiento verdes, el diente de león, las espinacas y el perejil.

– Tomate: Tiene alto contenido de licopeno, un potente antioxidante con radicales libres que ayuda a mantener la función cerebral y evitar daños. También se pueden encontrar en la guayaba, la sandía y el pomelo rosa.

PIEL

– Aloe vera: Es enormemente hidratante y de curación interna, lo que conduce a una piel exterior brillante. También es rico en vitamina C y enzimas que promueven la buena circulación y el rejuvenecimiento del tejido envejecido.

– Remolacha: Un hígado obstruido puede provocar acné. Las remolachas son sorprendentes productos de limpieza de la sangre y el hígado para mantener una piel nutrida y brillante.

– Zanahoria: Tiene un alto contenido de vitamina A en forma de beta-caroteno, que es un potente antioxidante que previene la degeneración celular y ayuda a retardar el proceso de envejecimiento. Es rica en vitamina C, que es clave para ayudar al cuerpo a producir colágeno. El potasio también se encuentra en la zanahoria, que promueve el crecimiento de nuevas células de la piel.

– Apio: Es maravilloso en la purificación de la sangre y reducir la inflamación, lo cual se refleja en nuestra piel.

– Pepino: Ya que tiene el 90% de agua, proporciona hidratación interna, clave para la radiación externa. También enfría de forma natural y puede ayudar a domar el enrojecimiento causado por la inflamación.

– Jengibre: Ayuda a reducir la inflamación y está lleno de antioxidantes contra el envejecimiento.

– Kale: Es un anti-inflamatorio y rico en vitaminas A, C, K, E, calcio y beta-caroteno ayudando a reparar todo el daño de la piel. Los ácidos grasos omega-3 y omega-6 aumenta sus propiedades anti-inflamatorias aún más.

– Limón: Está lleno de vitaminas del complejo B y vitamina C, otro purificador de la sangre, lo que también ayuda a eliminar las toxinas que conducen a una tez más brillante.

– Perejil: Es una hierba maravillosa para limpiar el hígado y los riñones, lo cual es clave para una piel radiante. También contiene excelentes niveles de vitamina K, que pueden tanto mejorar la elasticidad de la piel y acelerar el proceso de cicatrización de perjudicadas.

– Cúrcuma: Es antibacteriano, antiviral y antiinflamatorio. La cúrcuma es súper rica en antioxidantes, ayudando a proteger y rejuvenecer el tejido celular.

– Berro: Otro purificador de la sangre, es maravilloso para la curación de la piel.

TIROIDES

– Apio: Ayuda a equilibrar las hormonas con su alto contenido de magnesio.

– Coco: Está lleno de maravillosas grasas importantes para apoyar la bienestar de la tiroides.

– Diente de león: Es un aminoácido completo y alto en proteínas útiles en el apoyo a la tiroides.

– Jengibre: Es de apoyo, ya que es un anti-inflamatorio.

– Limón: Tiene propiedades curativas alcalinizantes.

– Perejil: Tiene alto contenido de vitamina C de activador inmunológico, junto con el apoyo de la vitamina A y ácido fólico.

– Berro: Tiene alto contenido de yodo que puede ayudar a apoyar y mejorar la condición de hipotiroidismo. También es antiinflamatorio y un maravilloso antioxidante.

CORAZÓN

– Remolacha: Ayuda a reducir la presión arterial. El zumo de remolacha produce óxido nítrico, que ayuda a ensanchar las arterias y los vasos sanguíneos.

– Apio: Es un excelente purificador de la sangre.

– Ajo: Contiene una sustancia que mantiene las plaquetas de la sangre, mejorando la circulación y ayudando a reducir el riesgo de coágulos de sangre.

– Granada: El zumo de granadas también contiene óxido nítrico.

– El pasto de trigo: Contiene la transhidrogenasa, enzima esencial, lo que fortalece el músculo cardíaco. También ayuda a construir los glóbulos rojos que transportan oxígeno a todas las células.