¿Tienes la sensibilidad a Flor de Piel?

0
334
a flor de piel
a flor de piel

A flor de piel:

Esta receta es excelente para cuidar nuestra piel cuando por cualquier motivo ésta se encuentre “a flor de piel”…!

Contiene árbol del te, este aceite esencial es utilizado para fabricar pasta de dientes, desodorantes, cremas antisépticas, jabones, champús, champús para animales…

Cuando el árbol del te entra en contacto con la piel, oxigena las células y a su vez repara la piel.

Receta Aromaterapeutica de “A flor de piel”:

– 4 gotas de aceite esencial de manzanilla
– 6 gotas de aceite esencial de geranio
– 6 gotas de aceite esencial de lavanda
– 4 gotas de aceite esencial de limón
– 2 gotas de aceite esencial de árbol del te

Modos de uso:

– Tónico: mezclamos los esenciales esenciales y de dicha mezcla añadimos 4 gotitas en un vaso de agua, se usa a modo de spray agitando antes de cada uso tanto para limpiar delicadamente la zona, como para refrescarla y tonificarla. Esperamos un par de minutos y después limpiamos con un algodón suavemente con golpecitos.

– Hidratante: mezclamos los aceites esenciales y de dicha mezcla añadimos 12 gotitas por cada 2 cucharadas de aceite base vegetal de tu elección, usar dando un suave masaje. Esta mezcla con aceite vegetal es muy buena también para las manos agrietadas.

Aplicamos siempre al cuidarnos con aceites poquita cantidad, menos es más con aceites! Aunque nos pueda dar sensación al cuidarnos con aceites queda muy oleoso es algo momentáneo pues termina siempre absorbiendo la piel los aceites. Si aún así pasados unos minutos hubiera algún exceso de aceite, podemos retirar el sobrante (la piel no necesita más!) suavemente con golpecitos con una bolita de algodón. Nuestra propia piel se nutre justo de lo que requiera, en caso contrario, si se queda muy seca podemos repetir nueva aplicación pero sólo una vez más.

Esta mezcla contiene aceite esencial de limón que es un aceite fotosensible natural, así pues no debe aplicarse antes de exposición solar expresa (playas, piscinas, etc) por el riesgo de manchas. Si no hay una exposición solar expresa por las mañanas aplicamos la mínima cantidad mientras hacemos un suave masaje para facilitar la extensión y absorción, quitamos seguido el exceso con un algodón, y podemos salir a la calle tranquilamente. Si por el contrario vamos a la playa, piscina, etc, no la aplicamos antes, sino después de la exposición solar, y además nos aportará extra beneficios, mejor que ningún otro aftersun…

Anna Vijo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here