SURYA PROTEGERÁ TU NEGOCIO

SURYA PROTEGERÁ TU NEGOCIO

Last updated:

Hoy vamos a conocer a Surya , a quien también veréis por el nombre de Suryadev. Para los hindúes, Surya significa Sol, y Deva es Dios. Es costumbre entre los hindúes el hecho de mirar el sol antes de empezar cualquier tarea rutinaria, de ahí la importancia de este dios.

Este dios representa al Sol en su triple aspecto de deidad bienhechora que alumbra, vivifica y alimenta. Además, se le atribuye la capacidad de curar a los dolientes.

La leyenda dice que Surya y otros dos dioses hicieron una serie de sacrificios, que les hicieron más poderosos que otras deidades. Por ello, se transformaron en una tríada que fue muy popular y venerada.

Así, Surya se transformó en el Sol y da vueltas alrededor de la Tierra en su carro de oro fulgurante.

Aún hoy, las personas colocan el símbolo del Sol en sus tiendas ya que creen que les traerá buena suerte. 

Del mismo modo, sus devotos creen que Surya es capaz de curar varios problemas de piel (tales como la lepra), así como la ceguera y la infertilidad. Esto se relaciona a las creencias de que el Sol es un poderoso desinfectante y que posee una gran energía curativa.

Surya es el ojo del mundo para los hindúes, razón por la cual llueve o no en el mundo.

Cuenta la leyenda hindú que Surya vivía enamorado con su esposa Sanjna . Sin embargo, era tan cegadora la luz que emitía Surya, y tan caliente su cuerpo, que Sanjna no pudo por menos que renunciar a él, y poner en su lugar a su sierva Chhaya . Tan cegadora era la luz que emitía Surya, que ni siquiera se dio cuenta del cambio, engendrando hasta tres hijos con la sierva. Sin embargo, un día, enfurecida Chhaya, maldijo a Yama, una de las hijas de Surya, quien cayó al suelo ida. Fue el momento en el que Surya se dio cuenta que aquella no era su esposa, ya que, según la tradición hindú, la maldición de una madre no puede causar ningún daño a sus hijos. Surya le suplicó a Chhaya el paradero de Sanjna, pero esta se había convertido en yegua para despistar a todos. Al enterarse Surya, se encarnó en un caballo, para poder llevar de regreso a su mujer consigo. Es por esto por lo que, Surya es un dios misericordioso, que lo que trae es la suerte a los hindúes.

Todos sus devotos en la India le dirigen siempre una oración por la mañana temprano, como parte del ritual de cada día.

Surya ofrece energía para todos los seres vivos y los libera de las dolenciaes.

Siempre que se quiera apaciguar el enfado de cualquier dios hindú, los fieles rezan los mantras. El Himno de Gayatri es el mantra que se asocia con Surya.

Entre los Vedas se le representa completamente de oro, y se le reza cada vez que alguien tiene alguna dolencia de la piel, como lepra, además de pedirse cada vez que alguien se queda ciego, o incluso para las mujeres que no pueden dar a luz.

En otros lugares de la India, a Surya se le representa como un hombre de color rojo, con tres ojos y cuatro brazos, montado en una carroza tirada por siete yeguas. Con una de sus manos atrae para sí a sus creyentes, y con las otras dos sostiene dos lirios de agua.

Se le menciona por primera vez en el Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.), donde se le describe con brazos, manos, pelo, etc. de oro. En su alabanza se invocan hermosos himnos védicos, siendo el rey del sol, de la aurora y del ocaso.

 

Surya, dios de culto entre los vedas:

Surya es un dios perteneciente al grupo de los Aditiás (o hijos de Áditi, la cual es una de las diosas más antiguas, hija de Daksha y esposa de Kashiapa) y comparte en cientor aspectos el otro «lado» de la deidad Soma, diosa de la luna.

Agní, Indra y Surya hicieron una serie de sacrificios, que les hicieron más poderosos que otras deidades (adquirieron mucho karma para ascender a los cielos). Por ello, se transformaron en una tríada que fue muy popular y venerada en la Edad védica. Las características y atributos de estas tres deidades son muy parecidos, aunque con matices diferentes. Mientras que Surya era el Sol como astro, Agní era el dios del fuego y del calor, e Indraes el dios del firmamento, de las tormentas, rayos y relámpagos..

 

Huella de Surya en el hinduismo:

Aunque otras deidades tienen ahora más predominancia, el culto a Surya todavía queda patente. Y una prueba de ello son los numerosos templos dedicados a él. Y todos ellos han sobrevivido al paso de los años y al de las diferentes creencias de cada época, añadiendo toques especiales y autóctonos de cada lugar, haciendo que en cada templo, se establezcan ritos o costumbres diferentes. (sobre todo al perder su condición de dioses principales)
También es digno de mencionar que varios templos dedicados a Shiva, todavía tienen un pequeño altar para Surya, algunos dispuestos de tal forma que les iluminan los rayos del sol en algunos días determinados.

 

Namasté.