SEGUNDA NOBLE VERDAD: DEL ORIGEN DEL SUFRIMIENTO

0
689
SEGUNDA NOBLE VERDAD
SEGUNDA NOBLE VERDAD

CONTEMPLACIONES A LA SEGUNDA NOBLE VERDAD: DEL ORIGEN DEL SUFRIMIENTO.

Debemos empezar reconociendo y aceptando que seguimos creando sufrimiento. Aceptar esta verdad nos permitirá averiguar que alimentos emocionales y materiales contribuyen a que se cree y se mantenga ese sufrimiento.

Pero, ¿De qué alimentos hablamos?

1. La comida que ingerimos: lo que bebemos o ingerimos puede producirnos sufrimiento. Debemos aprender a distinguir lo que es sano y lo que no, lo que nos hace bien o mal.

Fumar, beber alcohol o consumir productos refritos, industrializados…son claros ejemplos de comida tóxica en tanto estamos dañando nuestro propio cuerp: pulmones, higado, riñones, corazón… y con ello generándonos sufrimiento.

Asimismo, ingerir animales que hayan crecido y vivido en circunstancias de maltrato, hacinamiento, sobreexplotación…su carne, sus huevos, su leche… está impregnada de sufrimiento y eso es lo que uno está comiendo y asimila.

2. Nuestros sentidos. Estamos constantemente recibiendo impresiones sensoriales y estas son alimento para nuestra consciencia. La televisión, la radio, internet, los anuncios…están repletos de estímulos que nos llevan al deseo de poseer mas, de comprar, de sexo, de violencia, de comida, de tener mas para ser felices…

Debemos observarnos y comprobar que deseos, que impulsos surgen después de consumir estos medios de comunicación, de relacionarnos con algunas personas y valorar si nos sentimos ansiosos o agotados, si es así, estamos en contacto con toxinas. De esta forma, iremos aprendiendo a identificar lo que es beneficioso o dañino para nosotros, que nos genera sufrimiento.

3. La voluntad. Debemos examinar el deseo que hay en nosotros de obtener lo que deseamos. La voluntad es la base que genera nuestras acciones.

Si no sabemos hacia donde queremos ir, nuestra voluntad nos llevará a recorridos donde solo obtendremos sufrimiento.

Todos queremos ser felices y pensamos equivocadamente que teniendo dinero, un buen trabajo, posición social, un buen coche, una gran casa con piscina, un cuerpo bonito y joven, una pareja atractiva… vamos a ser felices. Lo cierto es que todos estos “adornos” nos conducen mas bien al sufrimiento que a la felicidad, en tanto podemos sufrir mucho para conseguirlo, mantenerlo y al final no disfrutarlo. Si necesitamos estas cosas somos esclavos de ellas, nos condicionan para ser felices, sufrimos por no tenerlas y tambien por perderlas.

El punto medio debe estar en disfrutar de lo que se tiene sin depender de ello para ser feliz. Así, si tienen todos esos adornos, disfruten de ellos sin que condicionen su bienestar y acepten libremente y sin sufrimiento cuando se acabe.

Debemos DARNOS CUENTA que lo mas maravilloso está ya a nuestro alcance y no se paga con dinero: el cielo, el aire, la naturaleza, el amor, una sonrisa…estas cosas son genuinas, auténticas y están siempre a nuestro alrededor EN EL MOMENTO PRESENTE.

Observate y comprueba si tu voluntad te lleva a ser cada dia mas libre o mas esclavo e infeliz.

4. La consciencia. Está formada por todo lo que hemos ido sembrando y cultivando a lo largo de nuestra vida. Incluye nuestras acciones pasadas, las de nuetra familia y sociedad.

Cada dia nuestros pensamientos, palabras y acciones conforman lo que somos, nuestro mundo. Dicho esto debemos estar atentos a que pensamientos sembramos y regamos en nuestra mente: nos alimentamos de odio, miedos,codicia, resentimiento, competitividad,violencia, desprecio, ignorancia, orgullo….o de amor, compasión, bondad, generosidad, alegria, ecuanimidad…

Lo que alimenta nuestra mente se convierte en la sustancia de nuestra vida.

Presta mucha atención en tu dia a dia observando de que te alimentas y si es tóxico para ti procura neutralizarlo y convertirlo en conciencia amorosa.

Darte cuenta de como se alimenta tu consciencia, de tu sufrimiento hará que veas con mas claridad y te conducirá a la senda de la liberación.

Estos son los 4 alimentos básicos de los que nos alimentamos personalizables a cada cada persona.

Debemos estar atentos y observarnos a nosotros mismos, esta atención nos conducirá a darnos cuenta que el cese del sufrimiento es posible, que la felicidad genuina está a nuestro alcance.

Una vez conozcamos que origina nuestro sufrimento, de que nos alimentamos, debemos dejar de consumirlos. Esta etapa no lleva mas manual de instrucciones que la de ser honesto con uno mismo y no traicionarnos. Tener una firme voluntad de cambio hacia un estado de vida mas alegre y feliz. Tratarnos con amor si recaemos, aprendiendo del error y dandonos ánimos para perseverar en lo que sin duda nos va a llevar a una vida con menos sufrimiento en la que uno mismo y todos los seres que nos rodean se van a ver beneficiados.

Que el amor incondicional del Buddha inunde sus corazones de luz y libertad.

Publicado en el grupo de Facebook Budismo sencillo.

_()_

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here