SE NECESITAN HOMBRES EN LAS CLASES DE YOGA

SE NECESITAN HOMBRES EN LAS CLASES DE YOGA

El mundo del yoga está dominado por las mujeres, pero cada día puedo ver más hombres que se atreven a asistir a clases de yoga sin tapujos. Y por fin entiendo que la etapa del yoga en la que sólo asistían las mujeres y los hippies finalmente está cambiando. Aún así todavía son pocos los hombres que se atreven a la práctica habitual de yoga.

El Yoga es una disciplina que nació siendo exclusiva para hombres, aunque no puedas creerlo. Sin embargo, el Yoga aporta importantes beneficios a los hombres que lo practican, cualquiera que sea su estado físico, su edad o actividad.

Los beneficios que aporta el Yoga son muchos y muy variados. A diferencia de los hombres, las mujeres son en general mucho más flexibles que ellos, por eso hay que seguir una rutina diferente o la adaptar a la más adecuada para los hombres que entran en contacto por primera vez con el Yoga.

El Yoga para hombres tiene base en las ubicacións o asanas específicas para el cuerpo masculino que les ayudarán a equilibrar su cuerpo y a recuperar su alineación natural. Al momento de realizar la práctica, se podrán identificar desequilibrios y debilidades físicas que poco a poco pueden ser corregidas para equilibrar la fuerza corporal, aprendiendo a respirar, a relajarse, a ganar flexibilidad y a meditar, sin importar cual sea la actividad diaria.

En el ámbito laboral, el Yoga ayuda a sentirse mucho más motivado para trabajar, por eso, en algunas empresas ya se dan clases de Yoga para los empleados dentro de los horarios de trabajo. Además, el Yoga aumenta la capacidad de concentración, por lo que se recomienda ampliamente a estudiantes y deportistas.

Los hombres están empezando a descubrir la importancia de la práctica de yoga al mismo tiempo que están viendo sus resultados sobre ellos mismos.

Te propongo una serie de asanas que te ayudarán a estirar correctamente tanto para empezar una sesión de yoga más dinámico, como para realizar cualquier otro ejercicio.

 

  1. Anjaneyasana o ubicación de la luna creciente

anjaneyasana

 

Beneficios: Estira flexores de la cadera (psoas ilíaco, recto femoral, sartorio) y la parte trasera de las caderas y glúteos (piriforme). Fortalece cuádriceps de la pierna delantera, ayudando a mantener y aumentar la estabilidad de la rodilla. Promueve el equilibrio y la concentración mental.
Asegúrate de: Alinear la rodilla delantera por encima del tobillo (nunca sobrepasar el tobillo). Suelta tus caderas hacia abajo, involucrando al abdomen para proteger la espalda baja, y levantar el pecho hacia arriba.

  1. Agnistambhasana o ubicación de tobillo a rodilla

Agnistambhasana

Beneficios: Estiramientos de caderas exteriores (glúteo superior e inferior, tensor de la fascia lata) y rotadores laterales (piriforme, cuadrado femoral, gemelo, obturador, psoas, sartorio). Aumenta el rango de movimiento en las caderas. Postura terapéutica para aliviar el estrés y la ansiedad.
Asegúrate de: Sentarte lo más adelante posible sobre tus isquiones o delante del cóccix. Alinear el pie directamente en la rodilla y el pie inferior directamente debajo de la rodilla. Flexionar los dos pies para proteger y estabilizar la articulación de la rodilla.

  1. Makarasana o ubicación del cocodrilo

Makarasana

 

Beneficios: Abre la parte superior de la espalda, los hombros, los isquiotibiales, las pantorrillas y los pies. Refuerza el pecho, los brazos y las piernas. Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la tensión. Es una ubicación de gran preparación para el soporte del antebrazo en inversión. Alivia el dolor de cabeza, los dolores de espalda y la fatiga.

Asegúrate de: Mantener las piernas tan rectas como te sea posible y presionar los talones hacia el suelo. Mantener una pelvis neutra y un ligero arco en la parte baja de la espalda. Presiona firmemente con los antebrazos para estabilizar los hombros y la parte superior de la espalda. Dibuja los hombros hacia abajo para relajar el músculo del trapecio del exceso de trabajo.

  1. Supta Matsyendrasana o ubicación de torsión de columna supina

Supta Matsyendrasana

 

Beneficios: Favorece los estiramientos de la parte baja de la espalda y de la media, incidiendo en los músculos pectorales (pecho), los hombros, las caderas y los glúteos. activa y desintoxica los órganos. Alarga, relaja y vuelve a alinear la columna vertebral. Alienta el flujo sanguíneo y ayuda con la bienestar y el funcionamiento de tu sistema digestivo.
Asegúrate de: El ajuste de tus caderas para alinear con la columna vertebral antes de sujetar la rodilla para torsionar. Relajar el cuello y tratar de conectar los dos hombros al suelo. Respirar profundamente al girar.

Hay muchos más estiramientos y ubicacións de yoga que son beneficiosos, pero estos son perfectos para hacerlo cuando el tiempo es más limitado.

 

El objetivo de las anteriores ubicacións es trabajar más profundamente con las caderas, los hombros, la parte baja de la espalda y el pecho – que son las zonas más comúnmente trabajadas para los hombres.

Las mujeres, por supuesto, pueden beneficiarse también de estas asanas.

 

Namasté.