Rezo Diario de Afirmación

Encontrarás aquí las palabras del Rezo Diario de Afirmación:

La cosa maravillosa sobre la práctica de la oración budista es que podemos hacerla por todas partes y en cualquier momento, transformando el común y corriente en el camino de despertar. La oración enriquece nuestras vidas con la conexión espiritual profunda y hace cada momento especial, manifestando la Tierra Pura aquí y ahora.

La oración budista debe ser parte de nuestro viaje espiritual, transformando la confusión en claridad y sufrimiento en paz y alegría. Sin embargo, algunos creen equivocadamente que el Absoluto es separado y/o diferente que nosotros. Creyendo esto, sus oraciones piden favores, tales como bienestar, salvación, fama, victoria o los números ganadores de la lotería. Utilizan la práctica de oración para manipular a su dios para trabajar para su ventaja.

Quisieran que su dios jugara a favoritos, piden para ser bendecidos por él a costa de otros. Sin embargo, esta actitud cansancio la energía de la oración. Para que la oración sea eficaz, ella debe ser desprovisto de cualquier egocentrismo y cálculo, confiando solamente en la Gran Compasión, simbolizada como el Buda Amida.

Debe ser hecho para consolidar y para abrir nuestros corazones, y para beneficiar a todos los seres. La oración budista no tiene nada que ver con la petición para riquezas personales: mundanas o celestes.

La oración budista es una práctica importante para despertar nuestras capacidades internas inherentes de la fuerza, compasión y sabiduría en vez de solireuniónr las fuerzas externas basadas en el miedo, idolatría, y beneficios mundanos y/o celestes. Es una forma de meditación; es una práctica de reacondicionar interno. La oración budista substituye la negativa por el virtuoso y nos señala a las bendiciones de la vida.

Para los budistas de la Asamblea de la Fe Budista, la oración expresa una aspiración para tirar hacia dentro algo en su vida, como una cierta nueva energía o influencia de la purificación y la comparte con todos los seres. Asimismo, inspira nuestros corazones hacia la sabiduría y la compasión para otros y nosotros.

Permite que demos vuelta a nuestros corazones y mentes al beneficioso, que despierta nuestros pensamientos y acciones hacia la iluminación. Si creemos en algo bastante, nos asirá. Es decir, creyendo en él, nos haremos lo que creemos. Nuestra capacidad de ser tocado como esto es evidencia de la obra de la Gran Compasión dentro de nosotros.

Confiando en el Voto Primal de Buda,
Rereuniónndo su Nombre Sagrado,
Viviré la vida con fuerza y alegría.

Viviendo en la luz de Buda,
Reflejando sobre mi infinitud,
Viviré la vida con gratitud.

Siguiendo las enseñanzas de Buda,
Escuchando el camino sano,
Compartiré el Dharma con todos.

Alegrándome en la compasión del Buda,
Respetando y ayudando a todos los seres,
Trabajaré para el bienestar de la sociedad y del mundo.

Namu Amida Butsu.