Receta: Chawal, arroz blanco sencillo

4
1914

Chawal, Arroz blanco sencillo

Si está bien preparado, el arroz sencillo es una delicia. Puede complementar sofisticados platos sazonados, o puede aderezarse con guarniciones y especias fritas. Puede añadirse al arroz, para pon- erlo amarillo, una cucharadita de cúrcuma mezcla- da con una cucharada de ghi. He aquí tres maneras diferentes de preparar arroz blanco.

275 g de arroz basmati u otro tipo de arroz de grano largo
½ l de agua
1 cdita de sal
1 ó 2 cda de ghi o mantequilla

Arroz al vapor: Este método de preparar el ar- roz es el más común en la India. Toda el agua, y cualquier condimento que se le añada, es absorb- ida por el arroz. Es necesario que la tapadera esté bien ajustada, para no dejar escapar el vapor. Si se pierde mucho vapor, el arroz no se cocerá bien.

Para obtener un gusto más sabroso añada cualqui- era de los siguientes ingredientes: un poco de jugo de limón, un pellizquito de cúrcuma, unos cuantos cominos crudos, la piel (sin semillas) de una guindilla verde o un trozo de jengibre fresco.

Lave el arroz, déjelo en remojo y póngalo a escurrir. Ponga el agua, con la sal, a hervir en una cacerola de unos 2 l.

Tiempo de preparación y cocción:

Arroz al vapor: 20 minutos
Arroz hervido: 15 minutos
Arroz al horno: 30 minutos

Caliente el ghi, o la mantequilla, en otra cacerola a fuego moderado y sofría en ella el arroz escur- rido, removiendo durante un minuto para que los granos se rehoguen en el ghi por un igual. Cuando los granos se pongan traslúcidos, añádales el agua hirviendo. Déjelo hervir a fuego vivo durante 1 minuto, removiendo de vez en cuando para evitar que los granos se peguen. Tape la cacerola ajust- adamente. Ponga el fuego lo más suave posible, dejando cocer de 15 a 20 minutos (dependiendo del tipo de arroz usado), hasta que el arroz haya absorbido toda el agua y esté tierno y ligero.

Arroz cocido: Es la manera más rápida de pre- parar el arroz. Este método es, especialmente útil (pero no esencial) cuando se mezcla el arroz con otros ingredientes. En esta receta, el arroz (lavado o no) se hierve en más agua de la que pueda ab- sorber, colándose al finalizar la cocción.

Ponga a hervir 2¼ l de agua con sal en una cacero- la honda. Añada el arroz, hirviéndolo a fuego vivo durante unos 10 minutos. Para saber si el ar- roz está bien cocido, saque un grano del agua y aplástelo entre el índice y el pulgar. Debe aplas- tarse completamente, sin que el corazón del grano esté duro. Si lo está, cuézalo durante unos minutos más y vuelva a hacer la prueba. Escurra el arroz en un colador y sírvalo en una fuente con unas bolitas de mantequilla por encima.

Arroz al horno: Primero se hierve el arroz hasta que esté casi cocido y luego se acaba su cocción en el horno. Este es el método más lento, pero es el que requiere menos cuidados, resultando siempre un arroz firme y suelto.

Caliente el horno a 150/C. Hierva aparte 2¼ l de agua con sal. Añada el arroz. Déjelo hervir, a fue- go vivo, de 4 a 6 minutos. Escúrralo en un colador, poniéndolo seguidamente en una fuente refractaria untada con mantequilla. Algunos cocineros suelen salpicar el arroz, en ese instante, con unas cuantas gotas de leche.

Cubra la fuente con papel aluminio, frunciéndolo en sus bordes para taparla lo mejor posible. El arroz tiene que cocerse en su propio vapor. Deje la fuente en el horno durante 20 minutos. Com- pruebe si está listo. Cada grano debe estar suelto, ligero y tierno.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here