gordolobo

Propiedades sanadoras del gordolobo

Verbascum thapsus, popularmente flamado verbasco o gordolobo, es una especie de la familia Scrophulariaceae natural de Europa, Asia occidental, África, Norteamérica y en el Himalaya, crece en terrenos incultos, taludes y praderas secas.

Es una planta herbácea bienal que alcanza 2 m de altura. Tallo erecto ramificado y lanoso. Las hojas de hasta 50 cm de largo son ovales lanceoladas, alternas, afieltradas de pelusa blanca o plateada, formando una roseta basal el primer año. Durante el segundo año se alza un único tallo floral de 1 a 2 m de altura, éste termina en una inflorescencia, constituida por un racimo denso con numerosas flores de color amarillo claro.

Las flores son pentámeras, casi sésiles y con pedículos muy cortos (2 mm). Poseen cinco estambres de dos tipos: tres superiores más cortos con filamentos cubiertos de vello amarillo o blancuzco y anteras pequeñas, mientras que los dos inferiores tienen filamentos glabros y anteras mayores, todos ellos están fundidos a los pétalos. El cáliz es tubular de cinco lóbulos y una corola de cinco pétalos, el último de los cuales es de color amarillo claro y 2,5 cm más estrecho.

Esta planta produce pequeñas cápsulas ovoides (6 mm) que se parten en dos mitades. Cada cápsula tiene gran número de diminutas semillas marrones (menos de 1 mm)

Combate el dolor de amígdalas

Empleándola en forma de compresas, y aplicada sobre las glándulas inflparejas, reduce los síntomas propios de la amigdalitis. En caso de que, además, estemos resfriados, se recomienda una infusión de esta misma hierba o, también, unas inhalaciones de la misma

Contra las irritaciones cutáneas

Se preparan 25 g de raíces secas de gordolobo, otros 25 de raíces secas de malva y la misma cantidad de raíz de malvavisco, se cuecen a fuego lento durante cinco minutos en tres litros de agua y, tras colar la infusión, se emplea, en forma de compresas, para aliviar el ardor y la irritación de la piel.

Alivia la tos nocturna

Con una cucharadita de pétalos secos y machacados de esta hierba en una taza de agua hirviendo, tomada tres veces al día, preveniremos todo tipo de toses pero, especialmente, aquélla tan molesta que nos sobreviene, a veces, durante la noche.

Sana los sabañones

Las hojas de gordolobo, hervidas en leche, están indicadas para sanar los sabañones y las grietas de las manos. Idéntica fórmula, pero aplicada en cataplasmas, se ha utilizado tradicionalmente para aliviar las hemorroides.

Otras aplicaciones

Desde antiguo, se recomendó emplear las flores de gordolobo para prevenir el asma. Una infusión de esta hierba también solía usarse contra el nerviosismo y los estados de ansiedad. Por otra parte, si para teñir el pelo de rubio de forma natural se ha utilizado, por ejemplo, raíz de ruibarbo, es conveniente aclararlo con gordolobo.

Curiosidades

Conocedores de las propiedades narcóticas de sus frutos maduros, con un elevado contenido en saponina, algunos pescadores poco escrupulosos los utilizaban, tras machacarlos previamente, para emponzoñar las pozas de los ríos y así capturar, fraudulentamente, a los peces que quedaban atontados.