Problemas de Próstata: El Yoga como método efectivo

3
360
CÁNCER DE PRÓSTATA: ESTUDIOS AVALAN EL YOGA COMO MÉTODO EFECTIVO
CÁNCER DE PRÓSTATA: ESTUDIOS AVALAN EL YOGA COMO MÉTODO EFECTIVO

En los últimos años se han llevado a cabo varios estudios que avalan el yoga como un método muy efectivo a la hora de aliviar la sintomatologìa de los pacientes con disfunción crónica de próstata.

Se cree que el yoga ayuda a la próstata ya que incrementa la flexibilidad en el área pélvica y fomenta la circulación de la misma. Más aún, el yoga trae consciencia sobre la relación que tienes con tu cuerpo. Esta disciplina puede ayudarte a ser más consciente de cómo eres capaz de tomar control sobre los músculos en tu pelvis, que pueden ayudar a tu próstata. El yoga también puede ayudarte a fortalecer esos músculos.

 

Uno de los puntos fuertes de la filosofía del Yoga sostiene que la sangre debe llegar a todas partes del cuerpo… un punto de vista que es común a otro tipo de disciplinas como la Medicina Tradicional China, la Osteopatía y la Kinesiología. Cuando la sangre llega a un órgano, por ejemplo la próstata, la sangre limpia el órgano, lo oxigena, lo nutre, elimina las toxinas, combate las infecciones y en general, hace que funcione correctamente. Por eso, las posicións de yoga se utilizan para problemas de próstata entre otros, porque en parte produce un masaje y aumenta el riego sanguíneo en esa zona.

 

Mientras que el disfunción crónica de próstata es muy tratable, los hombres que reciben tratamiento tienen un largo camino por delante con la quimioterapia, la radioterapia y la posible cirugía. Por no hablar de los efectos secundarios como la fatiga, la incontinencia urinaria y la disfunción amorosa. La calidad de vida se ve afectada de un modo considerable, por lo que los expertos en salud siempre están investigando opciones para hacer los efectos secundarios del tratamiento del disfunción crónica un poco más tolerables. La excelente noticia es que una y otra vez, el yoga está demostrando ser muy útil en casi todos los aspectos del tratamiento del disfunción crónica.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania encontró que una práctica regular del yoga puede aliviar los efectos secundarios comunes de la radiación, así como mejorar los aspectos del día a día de la vida de hombres con disfunción crónica de próstata. Se invitó a los hombres sometidos a radioterapia debido al disfunción crónica de próstata, a unirse a un programa intensivo de yoga, con doble clases semanales de 75 minutos cada una. Casi el 40 por ciento de los 45 participantes tuvieron que abandonar el estudio debido a eventos de programación con sus citas y las clases de yoga. Al final de la sesión, a los participantes se les pidió una serie de preguntas sobre la calidad de vida.

Los hombres reportaron una mejoría en sus niveles de fatiga en todo el programa. La fatiga por disfunción crónica es diferente de la fatiga en personas sanas, ya que no se alivia con el reposo o el sueño. Los investigadores encontraron que la salud urinaria y amorosa se mantuvo estable (no mejoró o empeoró), que es una mejora notable ya que estos efectos secundarios casi siempre empeoran a medida que continúa el tratamiento con la radiación.

Otro estudio que examinó los efectos del yoga en los hombres con disfunción crónica de próstata en la Universidad de Calgary, encontró que el yoga no sólo mejora los efectos secundarios del tratamiento, sino que el yoga es una opción de tratamiento viable para esta población. La clase de yoga ofrecida tenía una alta tasa de adhesión, y la mayoría de los hombres siguió una práctica regular de yoga en casa por su cuenta una vez que la clase concluyó. Esto será útil para los administradores de hospitales, para que sepan el porqué ofrecer clases de yoga para pacientes con disfunción crónica puede ser eficaz y bien recibido.

Estos resultados son muy prometedores, y se necesita más investigación en el área de yoga y la salud de los hombres. Hay una gran cantidad de investigaciones sobre el yoga en las mujeres con disfunción crónica de mama que muestra las mismas tendencias. El yoga se ha asociado con la mejora tanto de los efectos físicos secundarios del tratamiento del disfunción crónica de mama, así como los niveles, la mejora de la tensión emocional y la felicidad percibida. Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles informaron que casi el 33 por ciento de las mujeres sometidas a tratamiento por disfunción crónica de mama experimentan fatiga extrema, y ​​no hay tratamiento conocido para él. Sus resultados indicaron una mejora significativa de la fatiga y vigor reportado después de iniciar una clase de yoga regular.

Si bien todos estos resultados del estudio son muy interesantes, se necesita más investigación en estas áreas. El estudio sobre los hombres con disfunción crónica de próstata tenían una muestra relativamente pequeña con casi la mitad del grupo que necesitó abandonar debido a problemas de programación. Tal vez los estudios futuros podrían extraer muestras más grandes y hacer frente a los problemas de programación, ya sea mediante la coordinación con el equipo de atención o de ofrecer una opción en el hogar.

 

Namasté

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here