¿PIENSAS DEMASIADO?

¿PIENSAS DEMASIADO?

Last updated:

Y realmente no eres el único. Esto es algo que todos llevamos sobre todo en los últimos tiempos desde que llevamos móviles encima. Te contamos como los yogis logran reducir ese número de pensamientos.

La mayoría de la gente piensa demasiado, es la naturaleza humana. La mente es un generador de pensamiento, está creando constantemente una corriente sin fin de pensamientos. Es fácil llegar a ser atrapados en nuestros pensamientos, rumiando sobre las pequeñas cosas de la vida, tratando de evitar los problemas más grandes, y a veces con sensación de impotencia y dudando de nuestra capacidad para hacer frente a las cosas.

Durante la última década, varios estudios neurológicos han demostrado que la persona promedio tiene más de treinta mil pensamientos al día. De esos pensamientos, aproximadamente el noventa por ciento se dice que son repetitivos y el ochenta por ciento están clasificados como negativos.

Por «negativo», los neurólogos explican que estos pensamientos no ofrecen nada beneficioso como el apoyo a nuestras ideas, anhelos, el bienestar y logros. La mayoría de estos pensamientos son solo su mente preocupándose, o planificando para evitar problemas. En esencia, esto significa que la mayoría de nuestros pensamientos son una fuerza de negación constante en nuestro cuerpo-mente; nos roban la energía y la paz mental.

Tu reacción inicial a este conocimiento puede ser la búsqueda de un interruptor interno donde puedas apagar los pensamientos negativos y retener los pensamientos de apoyo, los más positivos. Es posible imaginar que este interruptor es tu propia intención y que te puedes querer a ti mismo con mejores pensamientos. Trata de controlar tus pensamientos durante diez segundos y verás lo difícil que es esto. De hecho, es imposible. La mente tiene que pensar igual que el corazón tiene que palpitar, que es su función. Tú no puedes y no debes apagarlo.

No se pueden gestionar tus pensamientos por pensar en cómo manejarlos. Hay una manera mejor y los yoguis y tradiciones de la sabiduría india saben cómo hacer esto desde hace miles de años. Desarrollaron técnicas que conectan la mente pensante con la mente de conocimiento. Si la mente pensante está desconectada de la mente conocimiento, entonces la mente pensante es tu maestro.
Cuando conectas tu mente pensante con tu mente conocimiento, entonces ésta se convierte en el maestro de tu mente.

El noventa por ciento de los pensamientos repetitivos que los neurocientíficos describen, son generados por lo que los yoguis flaman mente pensante inferior. La mente pensante inferior es la base de nuestro estado de vigilia normal de conciencia, la mente que todos los días interactúa con el mundo. Produce miles de pensamientos negativos a menudo interminables, repetitivos, …

Con el tiempo, la mente pensante forja ranuras en el cuerpo-mente, los patrones integrados que tienen un poder potente, imperceptible para :

– Drenarnos de energía y emociones.
– Aumentar nuestros niveles de estrés y ansiedad
– Minar nuestra toma de decisiones y confianza en uno mismo
– Confundir a nuestros pensamientos con la realidad externa
– Frustrar nuestra capacidad para adaptarse y ser creativo

Si bien no hay un interruptor interno que puede apagar la mente del pensamiento, hay una parte de ti que es más profunda y más potente y que tiene los atributos opuestos. Esa parte es positiva, la promoción, protección, cuidado y apoyo. Esa parte te ayuda a utilizar creativamente tu mente pensante. Es la mente superior, intuitiva y una de las formas más eficiente en las que acceder a ella es a través de la meditación. Es posible aprender a controlar la mente, el uso potencial de la mente a propósito y de manera creativa para que no se vea inundada por pensamientos aleatorios y caóticos.
Cuando tú mismo gobiernas tus propios pensamientos es que estás conectado con la mente superior intuitiva.

La mente intuitiva superior es también flamado el «yo superior», el «cuerpo sabiduría», o el «yo saber».

Es la parte racional de ti que sabe lo que es realmente bueno para uno mismo. Sabe cómo estar en el mundo y cómo responder a la vida con autenticidad, espontaneidad, valor, habilidad y sabiduría. La mente intuitiva superior es responsable de la formación del sentido de sí mismo y de tu capacidad para obtener una perspectiva precisa. Está alineada con tu banco de datos interno del conocimiento profundo.

Es una buena idea conectarse y cultivar la mente superior de modo que la corriente sin fin de pensamientos, la mente pensante, no se puede controlar.

El objetivo de la meditación no es escapar de la mente de pensamiento ya que lo quieremos para nuestra supervivencia. El objetivo es conectar sus dos mentes, por lo que la mente puede pensar escuchar, responder y aprender de la sabiduría de la mente intuitiva. Sólo entonces se puede empezar a separar de y vivir en armonía con sus más de treinta mil pensamientos diarios. (En realidad, es probable que haya muchos más pensamientos que éstas si incluimos todo lo que está pasando en la mente subconsciente.)

 

Namasté.