PASTA DENTAL ARTESANA

En este post te proponemos un ejemplo de cómo hacer tu propia pasta dental artesana, y además a continuación te sugerimos otros posibles ingredientes para que puedas variar esta fórmula adaptándola a tus gustos y requerimientos, de esta forma podrás mantener unos dientes y encías bienestarables de la manera más natural.

Ingredientes:

1 cucharada de fresas batidas
2 cucharadas de arcilla blanca
2 gotas de esencia de menta

Preparación:

Batir unas fresas y poner 1 cucharada en un bol.
Añadir 2 cucharadas de arcilla blanca, hasta conseguir una pasta homogénea, y 2 gotas de esencia de menta. Mezclar bien todo.

Uso:

Utilizar a modo de pasta dentífrica con un cepillo, 1 ó 2 veces por semana, un dentífrico excepcional, para cuidar dientes y encías.

Si quieres un poco más de información acerca de los ingredientes que también puedes añadir según te convenga:

Las fresas tienen un alto contenido en xylitol,cuyas propiedades contribuyen a evitar bacterias que se localizan en el interior de la boca. De este modo podemos decir que las fresas son una excelente forma natural de protegernos ante molestias orales tan comunes como la caries dental o la gingivitis.

La salvia tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Sus indicaciones son diversas, como el procesado de espasmos, fiebre, activación de la secreción biliar, aerofagia, flatulencias digestivas y, ya de forma específica en la boca, inflamación de encías, úlceras y llagas bucales, así como faringitis.

El tomillo también tiene propiedades antisépticas. Se emplea para la halitosis, inflamaciones de la boca, aftas, cuidado de los dientes y encías, lavado de perjudicadas en infecciones de la piel causadas por hongos, dermatosis, caída del cabello por infecciones y piojos.

La menta calma los dolores dentales. Tiene un efecto refrescante y contrarresta el mal aliento.

La arcilla blanca contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes. Impide la proliferación bacteriana y microbiana y refuerza las defensas del organismo.

Resulta excelente como enjuague bucal.

La sal marina es usada como sanación natural ante inflamaciones bucales y de garganta. Incrementa la acción de la arcilla.

Santa albahaca (Ocimum sanctum), mejoran la higiene dental y aumentan la blancura de los dientes. Además de las características que blanquea, albahaca Santa también ofrece protección contra problemas dentales como piorrea (sangrado de las encías).

Si quieres alguno de ellos, puedes hacerte una infusión y añadir una o dos cucharadas a la pasta.

Y para un buen preventivo, antes de cepillarte los dientes por las mañanas, enjuágate la boca todo el tiempo que puedas con una cucharada sopera de aceite de coco.

Haz buches, enjuaga ¡PERO NO TRAGUES! Ahora, sin toxinas, a por la pasta de dientes!