MASAJE KALARI

Dentro de la variedad de masajes de marmaterapia, uno de los más conocidos es el Marma Kalari. Éste nació en el sur de la India, en la región de Kerala. Originalmente, era aplicado entre los guerreros practicantes del arte marcial Kalari payattu; considerado el arte marcial más antiguo del mundo, que cuenta con su propio sistema científico de masajes y terapias basadas en el ayúrveda.

Mediante el Marma Kalari, los guerreros calentaban, potenciaban y tonificaban su musculatura, aumentaban sus reflejos y lograban un mayor estado de alerta y concentración, protegiendo sus puntos marmas. Con el tiempo su uso pasó a formar parte de las rutinas de otros artes marciales, y poco a poco se fue aplicando a otros campos, como el de la bienestar o la belleza. Hoy en día es aplicado a cualquier persona que desee contentarse de sus beneficios.

Recomendaciones
Como hemos visto, la marmaterapia resulta un procesado altamente efectivo para ciertos problemas de bienestar, que pueden sanarse sin efectos secundarios y con exitosos resultados.

Recomendamos esta terapia en las siguientes patologías:

Migrañas
Fibromialgia
Tendinitis

Dolores de espalda
Problemas circulatorios
Hernias discal y cervical
Traumatismos

Esta técnica puede curar muchos de estos problemas logrando regenerar tejidos dañados y evitando las intervenciones quirúrgicas.

Es recomendable que la marmaterapia sea practicada con cierta regularidad, como cualquier otro procesado, cuando se trata de solventar un problema concreto, para obtener mejores resultados. También es muy importante ponernos en manos de un especialista, ya que los puntos a tratar son muy delicados y sensibles y una mala realización de los masajes puede ser perjudicial para la bienestar.

Hay que tener en cuenta que antes de realizar una de estas terapias, el terapeuta deberá observar cual es su tipología a nivel físico, anatómico y mental, con el fin de adecuar el masaje a sus requerimientos, ya que se trata de una técnica personalizada, adecuada a cada tipo de persona en concreto.

En principio, la marmaterapia está indicada para todo tipo de personas y no tiene contraindicaciones específicas.