Masaje de cabeza o Champi

10
1543

En este post os proponemos el masaje posiblemente más relajante, calmante y saludable que existe… un masaje en la cabeza.

Durante el periodo de gestación, la primera zona del cuerpo que toma forma definida es la cabeza, convirtiéndose en este mismo instante, en el centro del sistema nervioso.

Según el Ayurveda, en la cabeza se encuentra una de las puertas del prana, conocida como Brahmand, y ubicada en la zona de la fontanela. Esta zona se situa fisiológicamente por encima de la glándula pineal y aunque durante los primeros nueve meses se ve endurecida, sigue considerándose el centro de apertura de la consciencia, denominado Samadhi.

El Champi (fricción, frote…), es una técnica milenaria de la India, practicada en sus orígenes por las mujeres durante sus rutinas de belleza y mas tarde por peluqueros y barberos, para activar el cuero cabelludo y mantener sus cabellos sanos y fuertes.

La aplicación de este masaje favorece el sistema nervioso y energético, induciendo a la tranquilidad y activando un estado elevado de atención y concentración, que aumenta la capacidad de memoria y la lucidez mental.

La sesión de masaje Champi se concentra en la parte superior de la espalda, brazos, cuello, cabeza, cuero cabelludo y rostro. Se realiza con aceite medicado a base de almendra, sésamo y otras hierbas medicinales.

Trabaja los tres principales chakras superiores y otros secundarios presentes en cuello, cabeza y cara, por lo que está íntimamente ligado a la relajación e indicado para aquellas personas que sufren agotamiento, vértigos, cansancio, tensión ocular, fatiga mental, cefalea, alopecia, estrés…

Entre los principales beneficios y virtudes de este masaje podemos destacar:

1.-Aumenta el flujo sanguíneo y linfático de cabeza, cuello, hombros y cara; favoreciendo la nutrición y oxigenación de los tejidos y contribuyendo a la eliminación de toxinas acumuladas, reducción de edemas y activación del sistema inmunitario.

2.- Libera los espasmos y adhesiones en las fibras musculares, calmando las molestias y mejorando la capacidad de movilidad articular. Alivia los dolores de espalda, cuello y hombros.

3.- Disminuye la inflamación de los tejidos, aliviando el dolor y reduciendo la sobrecarga en huesos y articulaciones.

4.- Reduce la actividad del sistema simpático, ayudando a reducir la presión sanguínea, el estrés y la ansiedad, favoreciendo una respiración más pausada y profunda.

5.- activa el sistema parasimpático, facilitando el descanso corporal e incentivando la relajación y el sueño reparador.

6.- Aumenta la circulación en el cuero cabelludo, activando su crecimiento hidratándolo en profundidad, aumentando la circulacion y favoreciendo la regeneración celular.

7.- Relaja y suaviza la tensión ocular, previniendo el agotamiento visual y dando brillo a los ojos.

8.- Aumenta el suministro de oxigeno al cerebro, aliviando la fatiga mental y favoreciendo la concentración y lucidez.

9.- activa la liberación de endorfinas, ayudando a liberar el estrés emocional y los sentimientos reprimidos. Dispersa la ansiedad y la depresión y mejora los estados de animo.

10.- Favorece la liberación de bloqueos energéticos, restableciendo el flujo de energía en todo el organismo y recuperando el equilibrio y bienestar natural.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

10 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here