aumenta tu energia vital

AUMENTA TU ENERGÍA VITAL (parte 2)

Last updated:

Y  seguimos con la segunda parte este interesante post: «aumenta tu energía vital»

 

  1. Baños de Jengibre y bicarbonato de sodio

Desafortunadamente con el estrés que sufrimos a lo largo de nuestro día a día, por lo general, suele ocurrir que el Prana queda en un estado de estancamiento cuando llega la hora en que el Sol se esconde. Una buena práctica de autocuidado nutritiva, que es esencial para la liberación de este estancamiento, es tomar un baño de agua caliente cada noche para aumentar la circulación y calmar las fluctuaciones de la mente. Agregar un poco de jengibre (natural, no en polvo) y bicarbonato de sodio mejorará aún más estas acciones. Lo mejor de todo, es que a pesar de que el baño aumenta la fuerza pránica, también la calma debido al suave efecto del agua caliente y jengibre, y por lo tanto es un buen equilibrador del Prana.

 

  1. Evitar zonas con altos niveles de polvo, moho y contaminación

No tienes que ser un genio (o un médico ayurvedico) para darte cuenta de que cualquier contaminante externo como el polvo, el moho y los productos químicos, que se están apoderando de la calidad del aire que respiramos, tendrán un efecto negativo directo sobre el Prana. Estos alérgenos y contaminantes conducen a la congestión, inflamación y obstrucción y además disminuyen nuestros niveles de O2 en el organismo, y por lo tanto nuestra fuerza pránica también disminuye. Aunque no siempre podemos controlar nuestro medio ambiente, será esencial establecer una intención de cambiar este factor si no queremos que se convierta en un gran problema en nuestra vida diaria.

 

  1. 7. Hacer ejercicio con regularidad

Aunque muchas personas creen que el ejercicio físico va asociado con la pérdida de peso, tiene además beneficios para nuestra mente. El ejercicio es una manera poderosa para impulsar el Prana, ya que promueve el oxígeno, la circulación, la digestión y la desintoxicación (todo lo requerido para tener un Prana bienestarable). El ejercicio también es una gran manera de reducir el estrés y equilibrar la mente, ayudando además a equilibrar el Prana esencial. El mejor ejercicio puede ser simplemente dar un paseo de 30 minutos al día a paso ligero.

 

  1. Yoga

El yoga es una forma poderosa para eliminar la obstrucción del cuerpo y favorecer que la energía pránica tenga mayor fluidez. Practica el tipo de yoga que más se adecue a tus requerimientos, puedes hacer la serie del » bienestaro al sol» todas las mañanas, o bien practicar un yoga restaurativo o si te lo pide el cuerpo, una sesión de yoga Iyengar. Lo más importante es que tengas una constancia de al menos 2 veces por semana.

 

  1. Pranayama

Aunque puede ser demasiado obvio, ¿qué mejor manera de aumentar la fuerza pránica que algunos Pranayamas? No son requeridos ni se recomienda prácticas intensas; ahora bien la respiración profunda abdominal puede ser de gran ayuda. El Pranayama es esencial para aumentar los niveles de O2 del cuerpo, aumentando la circulación, la eliminación de la presión y reduciendo el estrés.

 

  1. Meditación diaria

La meditación puede ser muy útil para procesar los pensamientos y las emociones, y aumentar nuestros niveles de conciencia; ambos son esenciales para la obtención de un Prana bienestarable. No se quieren técnicas muy experimentadas para observar cambios positivos en nuestro cuerpo. Una práctica de meditación entre 5 y 15 minutos cada mañana o antes de acostarse, es todo lo que quieres. Si ya eres experto en esta materia, lo mejor es que te propongas meditar al menos 30 minutos cada día.

 

  1. TRATADO Nasya

Nasya consiste en la administración de aceites a base de hierbas por las fosas nasales . Las fosas nasales se dice que son la puerta de entrada a la mente y la conciencia. Dado que una de las principales sedes del Prana se encuentra en el cerebro, esto también tiene un efecto directo en nuestra fuerza vital pránica. Si el Prana es bajo, los mejores tipos de Nasya serán de naturaleza rejuvenecedora como Bala, Vacha, Brahmi o Ashwagandha.

 

  1. Uso de hierbas sanadores

Muchas hierbas pueden ser apropiadas para aumentar los niveles de Prana en el cuerpo; sin embargo, ya que cada uno tiene sus propias causas de bajo nivel de Prana, las requerimientos de hierbas de cada individuo serán diferentes. Si quieres mejorar la circulación y obstrucción, las hierbas como el jengibre, guggul y canela pueden ser útiles. Si lo que quieres es aumentar la energía en general, quiererás hierbas más nutritivas y rejuvenecedoras como bala, ashwagandha y shatavari. O si tus pulmones tienen poca resistencia causando bajos niveles de O2 en el cuerpo, quiererás hierbas como vasa, raíz de osha, elecampane o regaliz.

 

Namasté.