Mantras, ¿que son? ¿para que sirven?

0
691

Existen varias definiciones de mantras. Por su origen sánscrito, la palabra se traduce como “herramienta para el control de la mente”. Todos los conocemos como afirmaciones que nos inspiran y motivan.

En la tradición yogui los mantras son sílabas, palabras o frases que nos conectan con virtudes o energías divinas.

Pueden estar asociados con algún chakra, hoy se utilizan como parte de la evolución espiritual de los practicantes.

Su fuerza radica en las vibraciones, pues se afirma que al enunciarlos o cantarlos se produce una alineación universal basada en la comprensión de su sentido. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente, que sólo funcionan si sabes lo que significan.

Entre los beneficios de la repetición de mantras se encuentran:

Purifican nuestro ser.

Nos ofrecen protección.

Nutren una intención energética, como abundancia, paz o serenidad.

Despiertan los estados más sutiles de la conciencia.

Generan armonía interior.

Calman y fortalecen la mente.

Propician la introspección.

Remueven las impurezas del carácter.

La práctica de mantras consiste en la repetición de los mismos, puede ser mental o vocalmente. Si quieres iniciarte en este camino, prueba con la sílaba sagrada más conocida: OM.

¿Que es OM?

Om es un mantra o vibración, al que se le atribuye un gran poder espiritual y creativo, al ser el sonido básico del universo. Es también un símbolo rico en significado y profundidad que combina nuestra parte física y nuestra parte espiritual como un todo.

¿Que sucede al cantar este Mantra?¿Por qué cantarlo?

En mi experiencia, al cantar un mantra y en especial el OM, el pensamiento se vuelve puro. Cuando realmente estoy centrada en él, siento como si me fundiera con la vibración del sonido y no tengo conciencia de otra cosa. ¡Es hermoso!

Al entonarlo nos sintonizamos y reconocemos nuestra conexión con todos los seres vivos, con la naturaleza toda y con el universo. Las vibraciones rítmicas que se producen al cantar el mantra también tienen un efecto físico sobre el cuerpo, ya que ralentiza el sistema nervioso y calma la mente.

No creas que tienes que crear todo un ambiente para cantarlo durante horas, prueba repetirlo en tu mente cuando sientas que lo necesitas.

También puedes incorporarlo como canto al inicio o fin de tu meditación; unas tres o cinco respiraciones son excelentes para empezar.

Recuerda que lo más importante es su vibración. Siéntela, déjate llevar y adéntrate en su significado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here