LOS SEIS SABORES A FONDO

5
585

Ayurveda nos dice que debemos consumir todos los días alimentos que contengan los seis sabores que existen (dulces, salados, ácidos, picantes, amargos y astringentes). Además nos dice que ayuda a equilibrar los doshas recomendando el mayor uso de uno de los sabores dependiendo que dosha queremos estimular.

Más adelante platicaremos que equilibra cada dosha, pero antes vamos a ver cada sabor:

Dulce: es un sabor que contiene agua y tierra, es frío y pesado, y como ejemplo están el azúcar, la miel, la leche, la mantequilla, el arroz o el pan de trigo.

ácido: es un sabor que contiene tierra y fuego, caliente y ligero, y como ejemplo están el limón, el queso, yogurt, el tomate, las uvas o el vinagre.

Picante: es un sabor que contiene aire y fuego, caliente y ligero, y como ejemplo están las cebollas, los ajos, chiles, el jengibre o los rábanos.

Salado: es un sabor que contiene agua y fuego, caliente y pesado, y como ejemplo claro está la sal.

Amargo: es un sabor que contiene aire y éter, es frío y ligero, y como ejemplo están las endivias, la lechuga, el pepino, la achicoria o las espinacas.

Astringente: es un sabor que contiene aire y tierra, es frío, pesado y más seco que el dulce, y como ejemplo están las manzanas, las peras, las lentejas, la col o las patatas.

LA ENERGÉTICA DE LAS SUSTANCIAS CURATIVAS

El diagnóstico Ayurvédico de la enfermedad está basado en los tres humores biológicos; el tratamiento va de acuerdo a los seis sabores. Esto se aplica no sólo a las hierbas sino también a las comidas y a los minerales. Ellos están basados en el actual sabor de la sustancia cuando son tomados por la boca y revelan una dinámica intrincada de propiedades herbales.
Repetimos, cada uno de los sabores está compuesto de dos de los cinco elementos.

El sabor dulce, como en los azúcares y féculas, está compuesto de tierra y agua; el salado, como en la sal de mesa o las algas marinas, de agua y fuego; el ácido, como e los alimentos fermentados o fruta ácida, de tierra y fuego; el picante, como en las especias calientes como el jengibre o el pimiento colorado, de fuego y aire; el amargo, hierbas amargas como el hidrástis Canadiensis o la genciana, de aire y éter, y el astringente, como en las hierbas que contienen taninos, como la hamamelis, como la granada, de tierra y aire.

LOS SEIS SABORES (rasas) Y LOS DOSHAS (humor biológico)

El Ayurveda describe seis sabores o rasas. Podemos clasificar los alimentos por su sabor predominante. Cada sabor tiene un efecto sobre las doshas, unos sabores incrementan ciertas doshas y otros sabores reducen otros, aunque la mayoría de las comidas o alimentos contienen más de un sabor. Los sabores están compuestos por una combinación de los cinco elementos, predominando más unos que otros.

Toda comida, para que pueda asimilarse en forma debida, ha de contener los seis sabores. Aprender a mezclar los seis sabores o rasas de manera sana y eficaz para nuestra constitución es fundamental si queremos mantener el equilibrio de las doshas. Los 6 sabores son: dulce, ácido, salado, amargo, picante y astringente. Conseguir la combinación adecuada de estos seis sabores puede resultar complicado al principio, para lo cual existen diferentes mezclas de especias ayurvédicas llamadas churnas, para cada una de las doshas.

LA DIGESTIÓN

La clave para una buena salud es una buena digestión y asimilación de los alimentos. El fuego digestivo o agni es el responsable de la digestión y asimilación de los alimentos.

Según el Ayurveda, en el cuerpo hay 13 clases de agnis con funciones metabólicas distintas, el principal es jatharagni, que es el responsable de la digestión (estómago e intestinos).

El proceso de la digestión comienza desde el mismo momento que los alimentos son introducidos en nuestra boca y los saboreamos.

Agni convierte los alimentos ingeridos en nutrientes que puedan ser asimilados por el cuerpo. Cuando agni es fuerte nuestra digestión se realiza sin ningún problema, pero cuando agni es débil nuestras digestiones serán pesadas e incompletas, acumulándose toxinas en el cuerpo, en estos casos conviene avivar el fuego digestivo.

Según el Ayurveda, en el cuerpo hay 13 clases de agnis con funciones metabólicas distintas, el principal es jatharagni, que es el responsable de la digestión (estómago e intestinos). El proceso de la digestión comienza desde el mismo momento que los alimentos son introducidos en nuestra boca y los saboreamos. Agni convierte los alimentos ingeridos en nutrientes que puedan ser asimilados por el cuerpo.

Efectos Caloríficos y Refrescantes

Los seis sabores están clasificados como caloríficos o refrescantes en diferentes grados. El más caliente generalmente es el picante, seguido del ácido y salado. El más frío es el amargo, seguido por el astringente y el dulce.

Propiedades Pesados y Ligeros

También están clasificados como pesados y ligeros. El más pesado es el dulce, seguido por el salado y el astringente. El más ligero es el amargo, seguido por el picante y el ácido.

Propiedades Secos y Húmedos

También se clasifican como húmedos y secos. El más húmedo es el dulce, seguido del salado y el ácido. El más seco es el picante, seguido por el amargo y el astringente.

Sabores y Humores

Tres sabores incrementan cada uno de los humores biológicos y tres de ellos los reducen. Estas son las reglas generales.

Existen muchas variaciones y combinaciones.

Vata (aire) aumenta principalmente por el sabor amargo, el cual es el que más lo asemeja, seguido por el astringente y el picante. Se reduce más por el sabor salado, seguido por el ácido y el dulce.
Pitta (fuego) aumenta principalmente por el sabor ácido, seguido por el picante y el salado. Es reducido principalmente por el sabor amargo, seguido por el astringente y el dulce.

Kapha (el agua) aumenta principalmente por el sabor dulce, seguido por el picante y el ácido. Es reducido principalmente por el salado, seguido por el amargo y el astringente.

Acciones de los Sabores

Cada sabor tiene sus acciones terapéuticas específicas. El sabor dulce desarrolla y fortalece todos los tejidos del cuerpo.

Armoniza la mente y promueve una sensación de satisfacción. Es demulcente (tranquiliza las membranas mucosas), expectorante y ligeramente laxante. Contrarresta los ardores.

El sabor salado es suavizante, laxante y sedante. En pequeñas cantidades estimula la digestión, en cantidades moderadas es purgante, y en muy grandes cantidades provoca el vómito.

El sabor ácido es estimulante, carminativo (ayuda a expulsar los gases), nutritivo y apaga la sed. Incrementa todos los tejidos con excepción del reproductor.

El sabor picante es estimulante, carminativo y diaforético (promueve el sudor). Mejora el metabolismo y promueve todas las funciones orgánicas. Promueve el calor y la digestión y contrarresta las sensaciones de frío.

El sabor amargo es alterativo (purificador de la sangre), limpia y desintoxica. Reduce todos los tejidos corporales e incrementa la lucidez mental.

El sabor astringente detiene los sangrados y otras descargas excesivas (como el exceso de sudor o la diarrea) y promueve la curación de la piel y las membranas mucosas.

Picante

Necesario con moderación para cada humor, más para Kapha (agua), moderado para Vata (aire), menos para Pitta (fuego)

Necesario para mantener el metabolismo, mejorar el apetito y la digestión.

Amargo

Necesario en pequeñas cantidades para cada humor, más para Pitta (fuego), moderado para Kapha (agua), menos para Vata (aire)

Necesario para desintoxicación, pero también deteriora.

Astringente

Necesario en cantidades moderadas para cada humor, como sabor de alimento secundario; más para Pitta (fuego), moderado para

Kapha (agua), menos para Vata (aire).

Necesario para mantener la firmeza de los tejidos.

Valores Nutritivos y Medicinales Comparativos de los Sabores

En términos de nutrición, el dulce generalmente es más importante para todos, ya que posee el más alto valor nutritivo. El ácido es moderadamente nutritivo pero tiende a deteriorar las secreciones reproductoras.

El astringente tiene cierto valor nutritivo, particularmente los minerales, la mayoría de las verduras son consideradas como astringentes. La sal provee minerales y ayuda a retener el agua pero no es muy nutritiva por si misma.

El picante tiene ligeras propiedades nutritivas en varios vegetales de especia, como las cebollas, pero generalmente es deteriorante. El amargo generalmente es el menos nutritivo, o sabroso, y frecuentemente es un signo de que los vegetales están muy viejos para comerse.
En términos de propiedades medicinales, el amargo y el astringente son los más comúnmente usados.

Ellos son buenos en el tratamiento de fiebres severas, infecciones y heridas traumáticas que son amenaza inmediata para la vida.

El picante también es muy útil para estimular nuestras reacciones defensivas y para romper la inactividad. Estos tres sabores son los más comunes en las plantas, tienen la acción más inmediata, y son los mejores para destruir patógenos.

El ácido, el salado y el dulce tienen menos valor medicinal y son mejores para las terapias de tonificación a largo plazo y más lentas.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here