Inicio Dosha Los 5 elementos de la vida

Los 5 elementos de la vida

0
768
5 elementos
5 elementos

Los 5 elementos de toda existencia material

Cuando miramos la belleza de la naturaleza, encontramos los 5 elementos que son la base para la existencia del mundo físico. El Ayurveda reconoce esos elementos: espacio, aire, fuego, agua y tierra, como los 5 bloques fundamentales de toda existencia material.

Ya sea que caminamos de frente a un fuerte viento, nadando en un día soleado en el mar o sumergimos nuestras manos en la tierra, nosotros poseemos una familiaridad inseparable con estos elementos. Todas las substancias orgánicas e inorgánicas son combinaciones de estos elementos, ya sea en una roca erosionanda por el tiempo o en una pieza de plástico brillante. Cada objeto es único porque contiene una amplia variación de los 5 elementos.

Ya que la raza humana es una réplica de la naturaleza, el Ayurveda también reconoce los 5 elementos en ella:

Nos nutrimos diariamente con alimentos que vienen de la tierra y eventualmente nuestro cuerpo regresa a la madre tierra de donde vino. El agua es nuestro néctar que sostiene la vida misma, y constituye más del 70% de nuestra masa corporal total. El fuego provee al cuerpo por calor y energía radiante y existe en todos los procesos metabólicos y reacciones químicas del cuerpo. El aire fluye a través de todo el cuerpo dándole movimiento a todas las funciones biológicas y alimentando de oxígeno cada célula. El espacio es siempre presente, todo reside en él mismo, lo contiene todo dándole a los otros elementos la oportunidad de interactuar entre ellos mismos.

Desde una perspectiva Ayurvédica, el elemento agua envuelve más que simplemente esa substancia que abunda en nuestro cuerpo; también encarna cualidades físicas, funciones biológicas y propiedades energéticas de este elemento. Por ejemplo el agua es líquida, pesada, suave y cohesiva. Gobierna todos los fluídos del cuerpo y es necesaria para todas las reacciones químicas que toman lugar en nuestro interior. A los niveles más sutiles de la mente y las emociones, el agua se relaciona con una personalidad calmada y promueve el amor, la compasión y la alegría.

Los 5 elementos también explican porque las substancias del mundo natural están en armonía con el cuerpo humano: fácilmente usamos plantas, hierbas, minerales y agua, porque estas substancias son las mismas en la composición y las características de nuestro mismo origen.

A través del Ayurveda podemos descubrir si en nuestra naturaleza hay más proporción de uno u otro elemento, definiéndonos a través de 3 diferentes tipos de constitución mente-cuerpo (doshas):

Vata (principio de movimiento): elementos aire y espacio

Cualidades: frío, ligero, seco, irregular, áspero, rápido, variable

Características físicas: complexión ligera y delgada, digestión variable y delicada, pelo y piel secos, manos y pies fríos, sueño ligero, se mueve y habla rápidamente, bajo apetito y resitencia amorosa, impaciente e hiperactivo.

Temperamento: abierto a nuevas experiencias, no le gusta la rutina, es animado y conversador, comprador compulsivo.

En equilibrio: lleno de vitalidad, creativo, adaptable, muestra iniciativa, buen comunicador.

En desequilibrio: mucha agitación mental, ansiedad, preocupación, incoherencia, insomnio, falta de aire, digestión delicada, inflamación, gases y estreñimiento.

Respuesta al estrés: “¿qué he hecho mal?”

Pitta (principio de transformación): elementos fuego y agua

Cualidades: cálido, fuerte, intenso, penetrante, agudo, mordaz.

Características físicas: complexión media, digestión fuerte y rápida, pelo fino y tendiente a canas, temperatura corporal caliente, transpira fácilmente, duerme profundamente en la noche y necesita pocas horas, fuerte líbido, si gana peso lo pierde con mucha facilidad, buen metabolismo.

Temperamento: agudeza intelectual, exigente, directo, preciso, sigue su rutina con naturalidad, valiente, buen profesor, buen orador, invierte dinero en artículos que dan buena imagen y prestigio.

En equilibrio: brillante, cálido, toma buenas decisiones, digestión poderosa, líder.

En desequlibrio: enfadado, irritable, excesivamente crítico y duro, sentencioso, enfadado, intimidante, tendencia a erupciones cutáneas, indigestión, acidez, gastritis, reflujo.

Respuesta al estrés: “¡¿qué hiciste mal?!”

Kapha (principio de estrucura): elementos tierra y agua

Cualidades: fresco, pesado, sólido, estable, tranquilo, lento.

Características físicas: complexión fuerte y gruesa, piel suave, cabello grueso y húmedo, cara dulce, sueño muy profundo y pesado, movimientos lentos, digestión normal, gana peso con facilidad y le cuesta trabajo perderlo, buena fortaleza, libido lento y apacible.

Temperamento: complaciente y paciente, reflexivo, estable, satisfecho, leal, amable, le gusta la rutina y se adapta a ella con facilidad, ahorrador.

En equilibrio: constante, coherente, leal, solidario, fuerte, excelente amigo, muy generoso y compasivo.

En desequilibrio: desanimado, inerte, necesitado, apegado, congestionado de sus vías respiratorias, retención de líquidos, rodillas inflamadas y otras articulaciones, sobrepeso, sobreprotector.

Respuesta al estrés: “¡no quiero hacerme cargo de esto!”

De esta manera las personas tenemos de nacimiento características muy específicas que nos hacen diferentes a los demás, y que cuando nos desequilibramos a través de los años porque hacemos elecciones no conscientes en nuestro estilo de vida, nos llevan a padecer ciertas enfermedades o desequilibrios físicos, mentales y emocionales, como los que se mencionan aquí.

¡Descubre tu dosha y reclama tu salud física, mental y espiritual!

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site is protected by wp-copyrightpro.com