Las velas como instrumento simbólico y espiritual

0
790

La vela significa la energía Yan, es decir el entusiasmo, la vida, el instrumento de comunicación con el Universo. Debido a que para el hombre la luz de la vela representa iluminación según el Feng Shui, al momento de encenderla se tiene que hacer con respeto y con una intención muy específica.

El confirmar esa petición al momento de encender la vela, la energía de su luz se irá hacia donde se anhela y evitará que otras energías no tan buenas presentes en el ambiente se alimenten de esa luz. Se dice también en el Feng Shui, que el fuego de la vela cancela o cambia cualquier energía o evento que haya, ya sea en el hogar u oficina, siendo todavía más eficaz dependiendo de su color, el cual va en coordinación con los astros y los días de la semana.

Con qué prender la vela también influye para lograr esa energía positiva, por lo tanto es mejor utilizar fósforos de madera o papel y apagarlos agitando la mano; otro consejo es no apagar la vela, sino dejarla encendida hasta que se consuma.

El Feng Shui, contempla que el lugar indicado para colocar una vela es el sur o suroeste de la casa o habitación; si la coloca hacia el sur habrá fama, éxito y entendimiento para su familia, eliminando al mismo tiempo las depresiones, ansiedades y angustias. Fomenta una mejor circulación de energías y además, contribute con una buena imágen personal.

Las velas como instrumento simbólico y espiritual. Tradicionalmente las velas se utilizaban para iluminar, pero también desde la antigüedad han sido un instrumento simbólico y espiritual con el objetivo de potenciar anhelos o elevar plegarias enlazado con lo astral.

Existen muchos rituales en los que las velas son protagonistas de prácticas mágicas y elemento presente en la mayoría de las ceremonias de cultos de la mayoría de las religiones tanto en Oriente como en Occidente.

La función primordial de las velas, en cualquier ritual, es la de actuar como elemento purificador quemando la negatividad que afecta a la persona, pero además las velas utilizan su propio lenguaje.

Las velas y los colores según el ritual

En los rituales con velas es muy importante tener en cuenta cual es el color que se utiliza pues cada uno de ellos proporciona diferentes efectos y brinda una ayuda especial.

Vela Blanca: Ayuda a traer energías positivas, proporciona armonía, equilibrio, paz y elimina las energías negativas.
Vela Rosa: Es utilizada para las relaciones de afecto, encontrar el alma gemela y dirigir buenas vibraciones a alguien en especial. Se relaciona con el amor, romanticismo, cualidades como la dulzura y el cariño.
Vela Azul: Este color es apto para llevar serenidad e incentivar cualidades espirituales como la fe, esperanza, el amor y la fidelidad, además de ayudar a calmar tensiones y solucionar disputas.

Vela Verde: Se utiliza para invocar una buena salud física y atraer fortaleza y calma, siendo además el color de la fertilidad relacionada con la madre tierra. Atrae el equilibrio mental y ayuda a forjar mayor seguridad y estabilidad emocional.
Vela Amarilla: El amarillo es el color del intelecto y se utiliza para atraer claridad de pensamiento pero también ayuda a despertar el poder de la mente y es usada para llevar vitalidad y alegría.
Vela Roja: Por tradición el rojo es el color del corazón, proporciona fuerza, dinamismo y coraje y solo debe ser utilizada en situaciones de emergencia porque se trata de una protección.

Vela Violeta: Ayuda a potenciar la altas vibraciones energéticas, la espiritualidad, sabiduría y el aprendizaje espiritual, favoreciendo la libertad de transmutar el enojo en amor.
Vela Naranja: Esta vela recoge parte de la energía de una roja y una amarilla y se utiliza para atraer la armonía. Brinda una mezcla de alegría y serenidad ayudando a que las cosas salgan bien, tomar decisiones adecuadas para enfrentar a vida.
Vela Gris: Un color neutral ya que se encuentra entre el blanco y el negro, suele utilizarse para tratar de detener algún mal o tomar una decisión desde una posición más madura pues aporta serenidad de pensamiento.

Vela Dorada: Representa el poder espiritual, la prosperidad y el dinero, por ello suele utilizarse en los negocios para incrementar el poder de atracción de clientes.
Vela Marrón: Asociado a la tierra este color se relaciona con la solidez y la seguridad siendo utilizara para restaurar la confianza en la vida o en uno mismo.
Vela Negra: Este color es utilizado para ayudar a la limpieza energética, pues absorbe las energías negativas, transformando lo negativo en una energía neutra.

La llama de la vela representa el elemento “Fuego” y simboliza la vida, la energía en movimiento y su poder puede utilizarse para conseguir distintos objetivos a través de rituales destinados a producir cambios importantes en la vida de cualquier persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here