LA PULSERA ROJA DE PROTECCIÓN

3
2001
pulsera roja
pulsera roja

Podemos observar a muchos budistas que llevan una pulsera roja en su mano izquierda, y realmente es algo curioso… pero significa mucho mas que un abalorio, es una pulsera de protección contra las malas energías.

¿Puede ir la pulsera en otra mano? No. La pulsera debe de ir colocada en la muñeca izquierda (es el lado receptor del cuerpo y el alma), a través de ella se hace una conexión vital con las energías protectoras.

¿Qué significa llevar una pulsera roja en la mano izquierda?

Al momento de ponerte la pulsera debes tener pensamientos positivos, no debes maldecir a la gente ni lanzar objetos, esto se hace con el fin de recibir lo mismo.

En la kabbalah, es una antigua tradición enrollar siete veces el hilo rojo alrededor de la tumba de Rajel, esposa de Jacobo, que dio a luz después de muchos años a dos hijos: Yosef y Benjamín.

Durante el nacimiento de Benjamín, Rajel falleció y fue enterrada en el camino entre Jerusalem y Belén, en la tierra de Israel. Después de enrollar el hilo Rojo alrededor de la tumba, éste recibe poderes místicos.

Según la Kabbalah, Rajel representa el mundo físico en el que vivimos. Su deseo más grande es proteger y defender del mal a todos sus hijos. Cuando nos atamos el hilo Rojo a la muñeca izquierda sellamos su poderosa energía protectora dentro de él. La persona que ate el hilo rojo a tu mano debe ser alguien que te ame y que solo desee el bien para ti.

Si eres de las personas que son muy sensibles o espirituales sabrás que utilizar este tipo de amuletos refuerza el potencial de erradicar la negatividad para siempre y también actúa como recordatorio para no juzgar o enviar energía negativa a los demás.

¿Por qué siete nudos?

La pulsera está ligada a una secuencia de siete nudos, cada uno de los cuales simboliza una dimensión espiritual que termina infundiendo en nuestra realidad.

Usado alrededor de la muñeca izquierda, funcionaria a modo de una inmunización espiritual, contra las fuerzas destructivas del mal de ojo.

Hoy en día, nadie duda que los colores transmiten energías y que estas emiten unas frecuencias específicas.

¿Porque el color rojo?

El color rojo, por ejemplo, se relaciona con la advertencia del peligro. Al enlazarnos esta pulsera roja en nuestra muñeca, nos protegemos del peligro.

Se dice que los ojos son las ventanas del alma, y por lo tanto, pueden transmitir una energía tremendamente poderosa. Cuando miramos a los demás con el odio o con envidia, estamos enviando energía negativa y viceversa.

Una pulsera de cordón, hilo u otro material en color rojo nos protege de esas miradas conscientes e inconscientes. Generalmente se lleva en la muñeca izquierda, ya que la mano izquierda representa el deseo de recibir, por lo tanto, crea un aura protectora que mantiene a raya a la energía negativa.

¿Y de dónde proviene esta tradición?

En diferentes partes del mundo, un cordel rojo atado a la muñeca tiene un significado más allá de lo estético.

En primer lugar, según la Cábala –una tradición judía- las miradas envidiosas y las miradas malintencionadas pueden impedir que logremos todo nuestro potencial. Algunos piensan que esas miradas de resentimiento albergan pensamientos destructivos hacia nosotros. Por eso el color rojo ayuda a restringir esa energía negativa y actúa como un “escudo de protección” contra toda mala energía dirigida de esa manera.

La pulsera roja debe llevarse en la mano izquierda ya que es considerada por la Cábala como el lado de recepción para el cuerpo y el alma. Al usar el cordón rojo en la muñeca izquierda, podemos recibir una conexión vital con las energías protectoras del universo.

En algunas ceremonias del Hinduismo, a las pulseras rojas se les conoce como “kalaya” o “mauli”, cuyo significado es “por sobre todo” y su propósito es atraer múltiples bendiciones. El cordón rojo debe ser atado en la muñeca derecha del hombre y en la muñeca izquierda de la mujer.

En el Budismo Tibetano, durante algunos rituales de sanación se usan estas pulseras de hilo rojo para “restaurar el orden natural de las cosas”. El monje que dirige la ceremonia ata cordeles rojos en las muñecas de los participantes, para que así cuerpo y alma estén ligados eternamente y con firmeza.

En Japón, se encuentra la “leyenda del hilo rojo”, en la cual se dice que cuando dos personas están predestinadas a unir sus vidas, existe un hilo rojo invisible que las une. Este cordel rojo simboliza la unión de dos almas gemelas que contraerán matrimonio algún día.

Finalmente, en Costa Rica y varios países de América Latina, es muy común que a los bebés y niños pequeños se les amarre una cinta roja en su muñeca o tobillo para evitar que les “echen el mal de ojo” y así puedan crecer sanos y fuertes.

Ya sea un simple cordón rojo de macramé, o bien, pulseras más complejas y elaboradas con jades, ojos, medallas, nenes, etc., el color rojo es una tradición milenaria alrededor del mundo con un profundo significado espiritual.

3 Comentarios

  1. buena noche.

    me podrian aclarar por favor si el cordon se debe atar en la mano izquierda o derecha en el hombre

    gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here