La leyenda de los llamadores de Ángeles

0
810

Existe una leyenda acerca de los Llamadores de Ángeles, en donde se cuenta que hace miles de años un grupo de duendes buenos tuvieron que huir del bosque donde vivían en busca de un lugar alejado del peligro que les acechaba.

Pero gracias a su amistad con los ángeles, estos les obsequiaron un colgante con una bola que tenia dentro unas pequeñas campanillas como símbolo de protección. Los ángeles les dijeron que cuando se sintieran desprotegidos, agitaran la bola y al oír las campanillas los ángeles acudirían en su ayuda.

Uso personal del llamador

Solo pusieron una condición, que era de uso personal y nunca podrían prestarlos, porque si lo hacían la magia desaparecería y su protección con ella. Algunas veces podemos sentir presencias, o cuando a la hora del crepúsculo cuando las sombras nos hacen dudar de nuestros sentidos, adivinamos invisibles presencias, susurros, aleteos, risas contenidas, y hasta puede rozar nuestra mejilla algo que no podemos definir.

Son los ángeles, vienen y van, escuchando nuestros secretos y susurrándonos melodías. El sonido que desprende el llamador de ángeles atrae a las energías angélicas para que puedas sentir su protección, apoyo y amor a tu lado. Los llamadores de ángeles son colgantes llenos de trocitos de plata que al chocar entre sí producen un sonido angelical.

El sonido de los llamadores de Ángeles

El sonido de los trocitos de plata avisa a un ángel de que precisamos de ayuda, y este hace que sintamos la protección, el apoyo y el amor de las energías angelicales. Otra forma es hacerlo sonar cuando se quiera algo de corazón, pero de todos modos su sonido armonioso trae paz y alegría al espíritu.

El llamador de ángeles, puede colgarse en la casa, para que suene cuando lo mueva el aire, pero lo más normal es colgarlo de una cadena, a la altura del Chakra del corazón, o si alguien está embarazada, a la altura del ombligo.

Llamador de ángeles colores

Hay varios colores de llamadores de ángeles, y esto tiene una explicación. Cada uno de ellos tiene un significado diferente y se utiliza para diferentes motivos.

Negro: un amuleto muy misterioso, que llama a la calidad y la luz, elevando sentimiento de confort. Lo puedes usar cuando necesites aumentar tu fuerza interior.

Blanco: representa la pureza, la inocencia, la tranquilidad. Por lo tanto, es bueno utilizarlo cuando necesitamos tener paz en nuestra vida, luego de una larga jornada de trabajo o cuando estamos pasando por una situación estresante.

Verde: asociado a la salud y la esperanza.

Azul: sinónimo de responsabilidad, seriedad, y activa el poder de concentración, por lo que es muy bueno para estudiantes o profesionales cuando estudian o trabajan.

Rojo: es el color del fuego, del amor y la fuerza, por lo tanto, se vuelve ideal para afianzar relaciones amorosas, de familia, amistades, etc.

Amarillo: atrae el optimismo y la felicidad, por ende, es bueno cuando estamos tristes o con pocas ganas, o con energía pesada, este puede ayudar a reactivarnos.

Naranja: es energía, ayuda a aumentar la autoestima y estimula a la actividad, ideal para cuando comenzamos una nueva etapa en nuestra vida y necesitamos fuerzas para arrancar.

Rosa: dominante, carácter fuerte e ideal para personas preocupadas por su estilo. Ideal por lo tanto, para atraer la belleza y la juventud.

Turquesa: transmite la idea del equilibrio, la confianza y honestidad, especial para usar cuando sea necesario realizar varios cambios en tu vida.

Púrpura: es el equilibrio y la libertad, ideal para cuando buscamos la sabiduría o cuando debemos hacer largos viajes.

Oro: obviamente representa a la riqueza, por lo que representa la economía de las personas y también sol. Por ende, es bueno para aumentar las ganancias y mejorar la vida de uno.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here