La leyenda de la flor de loto

0
2401

En el Oriente, la flor de loto simboliza la pureza espiritual. El loto, también llamado loto indio, loto sagrado o rosa del Nilo, es una planta acuática súper bonita. El agua lodosa que la acoge se encuentra relacionada con el apego y la flor que florece en el agua es la promesa de elevación espiritual.

La flor suele estar asociada con Buda y sus enseñanzas, por lo que se trata de una flor sagrada para los pueblos del oriente. Según cuenta la leyenda, cuando Buda dió sus primeros pasos, en todos los lugares que el pisó nacieron flores de loto. En la literatura clásica de diversas culturas asiáticas, esta flor representa la belleza, elegancia, la pureza y la perfección.

Esta maravillosa flor se utiliza mucho en los tatuajes, los cuales tienen diversos significados asociados a cada color de la flor. En el Yoga, podemos encontrar la posición del loto conocida en sánscrito como Padmasana. Esta postura es la tradicional de la meditación en la que se cruza las piernas y se ubican cada pie encima del muslo opuesto.

En la civilización egipcia, la flor de loto contaba con un gran significado, dado que de ella emergían dioses poderosos como el dios Ra, conocido como el dios del Sol. La flor está ligada a la aparición y a la puesta del sol, dado que solo permanece abierta durante el día. De ella, se cree que brotó también el dios Nefertum, conocido como el dios de los perfumes, pues él era quien les proporcionaba un delicioso perfume a los egipcios.

Significado según su color

Azul: simboliza el conocimiento y la sabiduría.

Blanco: está asociado con la perfección del espíritu de la mente y suele representarse con ocho pétalos.

Rosa: se encuentra relacionada con los personajes divinos como Buda.

Rojo: simboliza las cualidades del corazón como, el amor y la compasión.

Cerrada: representa las posibilidades infinitas del hombre.

Abierta: significa la creación del universo.

En la India, la Flor de Loto está asociada con la fertilidad, la divinidad, la riqueza, la ilustración y el conocimiento. En la actualidad es un símbolo nacional y se relaciona con la Diosa de la Abundancia, Maha Lakshmi, que provee de generosidad, prosperidad y pureza. Esta diosa simboliza todo lo bueno, la belleza y la pureza. Pero también fue venerada en el brahmanismo como “Madre de la creación” y se decía que hasta el soberano hindú de todos los dioses procedía de una Flor de Loto.

En la religión budista, estas flores son uno de los símbolos más antiguos y de los que más se han utilizado para representar a personajes humanos y divinos. Sirve como asiento o trono de Buda, lo que representa el nacimiento de este dios.

Leyenda de la Flor de Loto

Una bella diosa se perdió en un bosque hasta llegar a un lugar donde abundaba el fango -denominado loto- donde se hundió. Este espacio había sido creado por los dioses para los seres cuyo destino había sido fracasar en la vida. Pero la joven lucho durante miles de años hasta que logro salir de allí convertida en una bella flor de loto, simbolizando el triunfo de la perseverancia ante situaciones adversas.

La flor de loto es una flor que al mismo tiempo que florece genera semillas; es un símbolo de simultaneidad de causa-efecto. Los buenos y los malos momentos abundan en nuestra vida alterándola y estando sujetos a causas y efectos. Esta ley kármica de causa-efecto postula la responsabilidad individual de cada uno de nosotros con nuestro destino. Así como la flor de loto emerge donde abunda el lodo manteniendo la pureza en su esencia, nosotros podemos superar las circunstancias y la calidad de vida que nos haya tocado.

Para los griegos significaba el triunfo después de haber luchado incansablemente en contra del fracaso. Por ello en la historia que narra nuestra piel, yo la llevo presente como mi brújula que además de guiarme en mi camino, me recuerda el camino recorrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here