Infusiones que cortan la gastritis de raíz

Tenemos tanto que agradecer a las plantas aromáticas, puesto que estas están llenas de beneficios que nos ayudan a superar disfunciónes como la gastritis, que la corta de raíz.

Gastritis, si alguna vez la has tenido sabrás lo doloroso que puede llegar a ser y los problemas que puede causar en nuestro día a día. Síntomas como inflamación de estómago, irritación, ardor… estos son síntomas muy agudos que pueden tardar mucho tiempo en desaparecer.

¿Cómo podemos tratarla? Toma nota de estos magníficos remedios naturales.

Bebida de perejil

Este tratamiento a base de perejil es un remedio muy eficaz que nos ayudará a resolver los problemas de la gastritis. Un remedio tan antiguo como simple, vale la pena ponerlo en práctica cuando sintamos que el malestar es más fuerte.

Tienes que conocer todas las maravillosas propiedades que tiene el perejil:

Es una rica fuente natural de vitaminas A, B, C, E, K.

El perejil es un excelente diurético, muy adecuado para las propiedades sanativas del nivel digestivo.

Alivia la sensación de ardor en el estómago, inflamación y gases. Ofrece un gran alivio en todo el tracto digestivo e intestinal.

Para obtener todos estos beneficios, nada recomendable que preparar una infusión. ¿Cómo? Es muy fácil, sigue estos pasos:

Hervimos 150 gramos de perejil en un litro de agua.

Dejamos reposar durante dos horas.

Pasada las dos horas, colamos el agua y lo colocamos en una botella de vidrio. Vamos a tomar este remedio natural durante todo el día. El agua no debe estar ni fría ni atemperado.

Bebida a base de agua de arroz

El agua de arroz es otro remedio muy tradicional para tratar la gastritis. Seguramente has oído hablar de él en algún momento. Reduce la inflamación, el dolor y la presión incómoda en el abdomen. No podemos olvidar que el agua de arroz es rica en minerales y vitaminas.

¿Cómo se prepara? Muy fácil. Sólo hay que poner un litro de agua a hervir y añadir 150 gramos de arroz.

Colamos el agua y la colocamos en una botella de vidrio. Vamos a tomar este remedio natural durante todo el día. El agua no debe estar ni fría ni atemperado. Fácil, ¿no?

Bebida a base de zanahoria y jugo de apio

El apio es un excelente anti-inflamatorio. Reduce la sensación de ardor en la pared del estómago, disminuye la sensación de hinchazón y además nos ofrece minerales y vitaminas.

Esta bebida natural actuará como un gran remedio. Sigue estos pasos para beneficiarte de todas sus propiedades:

Necesitas dos zanahorias y dos ramas de apio.

Limpiamos bien y llevamos estos dos ingredientes a la licuadora junto con un vaso de agua (250 ml).

Batimos hasta que quede una mezcla bien homogénea.

Esta bebida nos la tendremos que tomar en el almuerzo o en la cena. Está delicioso.

Infusión de manzana y manzanilla

Este es un remedio tradicional que verdaderamente vale la pena probar cada vez que tengamos gastritis. ¿Quieres saber por qué?

La infusión de manzana relaja el estómago, calma la acidez, desinflama el abdomen y sana la gastritis

Este remedio es muy adecuado cuando, por ejemplo, sentimos náuseas.
Necesitaremos una manzana cruda, pelada y cortada en trozos.

Ponemos a hervir una taza de agua (250 ml) y añadimos la manzana y una bolsita de té de manzanilla.

Retiramos del fuego y dejamos reposar unos 20 minutos. Es ideal tomar esta bebida por la mañana.

Infusión a base de pera y jengibre

El hecho de combinar la pera con el jengibre permite tratar tanto la inflamación como el dolor. El jengibre actúa como un
analgésico natural: es una planta tradicional capaz de aliviar el dolor de estómago.

La pera es una fruta adecuada para comer cuando tenemos gastritis. Rica en minerales y vitaminas, es muy fácil de digerir. Proporciona fibra y también nos ayuda a desinflamar nuestro estómago.

Para llevar a cabo este tratamiento, vamos a hacer una preparación muy similar a la opción anterior, pero en vez de colar el agua para beberla, vamos a pasar todo por la batidora.