HOY EMPIEZO YOGA, Y AHORA QUÉ?

8
399
HOY EMPIEZO YOGA, Y AHORA QUÉ?
HOY EMPIEZO YOGA, Y AHORA QUÉ?

Cualquier persona se puede sentir nerviosa o inquieta cuando se va a comenzar una nueva actividad. Si por fin te has decidido a sumergirte en el mundo del Yoga, enhorabuena! Te vamos a enseñar unos trucos para que el esfuerzo merezca a pena.

  1. Examina tus propias metas

Primero que hay que preguntarse, “¿Cuál es la razón por la que deseo ir a clases de yoga?” ¿Es porque quizás quiero alcanzar la iluminación espiritual? ¿Quizás solo deseo un buen ejercicio y relajación? El Yoga está lleno de beneficios potenciales para la salud entre los que se incluyen la mejora de la postura corporal, aumento de la fuerza muscular, mejora del equilibrio y la flexibilidad. También, el yoga te alienta a profundizar dentro de uno mismo y ayuda a relajar la mente a través de la respiración profunda y la meditación. Una vez que entiendas sus objetivos, ya sea como una rutina de ejercicios o una filosofía de la meditación, será más fácil para ti encontrar el tipo de yoga que mejor se adecue a tus expectativas.

  1. Escoge la clase de yoga que más vaya contigo

Te sorprendería la gran cantidad de prácticas de yoga y de profesores que existen, especialmente cuando estás tratando de encontrar la disciplina correcta para ti. Si tu corazón no está completamente en lo que estás haciendo, entonces lo más seguro es que no recibirás los beneficios que el yoga puede darte, incluyendo los beneficios físicos. El yoga es una práctica que consiste en tu propia experiencia, y es por eso que hay que aceptarlo por lo que es, como una filosofía o una pasión, sin eso te sentirías vacío y no tendría ningún sentido tu práctica.

  1. Elige bien el lugar donde practicar

Es muy importante centrarse en cómo y dónde deseas tomar las clases de yoga. Si deseas una experiencia holística, puedes considerar tomar una clase en algún ashram o más común, un estudio en donde las enseñanzas están únicamente dedicadas al yoga. Si tus objetivos están fuera de toda interpretación holística, siempre puedes apuntarte a cualquier gimnasio donde incluyan clases de yoga, que por otro lado están muy de moda.

  1. Respeta tus límites

Tus limitaciones físicas juegan un papel primordial en las clases de yoga. Consulta a tu médico antes de emprender cualquier programa de acondicionamiento físico y, sobre todo, deja que tu maestro te guie si es que tienes alguna lesión anterior que pueda afectar a tu rendimiento. Si estás embarazada o tienes la tensión arterial alta, algunas de las posturas más intensas deben ser evitada. Si tienes problemas de corazón, evite tomar clases de hot yoga o bikram yoga.

  1. No tengas miedo de hacer preguntas

Antes de comprometerte con el yoga, pregunta a tu instructor tantas cuestiones como sea posible para asegurarte de que estás a punto de participar en algo de lo que realmente podrás disfrutar, además de estar en sintonía con tus objetivos.

  1. Encuentra un maestro que te guste

Es importante encontrar un buen gurú que sea favorable a tus necesidades y deseos durante la clase de yoga. Prueba diferentes tipos de clases con profesores diferentes para encontrar un estilo en el que realmente te sientas cómodo.

  1. Siempre hay que escuchar al cuerpo

Si empiezas a sentirte incómodo en alguna postura, no dudes en decirle a tu profesor, él te guiará otras maneras de hacerlo sin sufrir. Un buen maestro de yoga te explicará siempre como tienes que adaptar la postura, si es la causa de dolor y malestar. Recuerda, el yoga no se trata de estirar los límites de inmediato, sino que es un proceso gradual, de sanación.

  1. Recuerda siempre estar hidratado

Beber agua potable durante todo el día te ayudará a estar en mejor forma a medida vas practicando yoga. El yoga puede ser una experiencia muy fuerte, no olvides beber mucha agua también a la hora de finalizar la clase. Mantenerse hidratado es importante, ya que el sudor expulsa todas las toxinas que se han acumulado en el cuerpo.

  1. No te rindas

No importa lo difícil que pueda parecer la primera sesión, no te rindas. Incluso los yoguis más flexibles e iluminado comenzaron siendo novatos como tú. Dominar el arte del yoga es una práctica que requiere dedicación y entusiasmo.

  1. Diviértete

Aunque el yoga puede ser una experiencia profunda e intensa, no tengas miedo de que sea además divertido. Cuando sientas que te estás estresando, detente por un momento y disfruta de unas cuantas respiraciones profundas antes de volver a la postura.

Namasté.

 

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here