hierbas ayurvédicas

El uso de plantas y hierbas sanadores

Por lo general se prescribe una dieta especial con el uso de algunas plantas en particular, o alimentos concretos a base de plantas, o combinadas con éstas. Como por ejemplo: la leche, miel, ghi, pasas, dátiles y almendras. La comida se relaciona con la “nutrición burda o densa” del cuerpo, y las plantas con la nutrición sutil, las cuales activan los órganos y tejidos corporales

más profundos. El uso correcto de una hierba libera su poder real e implica una comunión con ella20. Esto significa darle a la planta su valor sagrado, como un medio de comunicación con la naturaleza, lo cual vitaliza nuestro sistema nervioso y vigoriza nuestra percepción.

Las emociones también tienen un cierto sabor o aroma, y afectan al cuerpo según sus cualidades. Por ejemplo, las emociones amargas como la aflicción, o astringentes como el miedo, agravan Vata. Las emociones agrias como la envidia, o picantes como la ira, agravan pitta. Las emociones dulces como el anhelo o saladas como la avaricia, agravan kapha.

Las emociones pueden crear los mismos efectos en el cuerpo que los alimentos inadecuados, fármacos, o etanol. Los factores psicológicos tienen el poder de vencer los factores fisiológicos en el procesado; por eso, la ciencia del rasa o sabor en el Ayurveda, no sólo abarca el procesado del cuerpo físico, sino también del cuerpo mental.

«Tanto los alimentos como las experiencias vividas ejercen un efecto en el equilibrio de las doshas. Equilibrando la dieta, se alivian los problemas de bienestar.»

Las doshas y las plantas
Como en toda la naturaleza, las doshas también existen en las plantas.

– Las plantas vata tienen pocas hojas, son ásperas, de corteza agrietada, torcidas, ramas nudosas, tienden a crecer finas y altas, y contienen poca savia. Las hojas y frutos (cómo aire y éter) tienden a trabajar en condiciones vata.

– Las plantas pitta son de colores brillantes, con flores de gran viveza, de fuerza y savia moderadas, y ésta puede ser venenosa o producir quemaduras. Las flores (como fuego) tienden a trabajar en condiciones pitta.

– Las plantas kapha se caracterizan por un crecimiento exuberante, hojas y savia
abundantes, son tupidas, pesadas, suculentas y contienen mucha agua. La raíz y corteza de las plantas (que representan tierra y agua) tienden a trabajar en condiciones kapha.

El poder de las plantas

Las propiedades de las plantas se relacionan de acuerdo a su sabor, temperatura, suavidad, peso y efectos post-digestivos, entre otros.

– Sabor

Rasa significa “esencia”. El sabor moviliza nuestro rasa, porque afecta directamente al
sistema nervioso a través de prana-vayu, activandolo, despertándolo, y dándole vivacidad a la mente y a los sentidos.

Al activarse el prana, en especial los nervios gástricos, el sabor afecta a jataragni realzando su poder de digestión. El buen sabor de la comida es lo que despierta el agni para una buena digestión. Si una comida no activa el agni, no hay fuerza digestiva. Por ello, la Nutrición Inbound siempre ha incluido el uso de las especias adecuadas en la Cocina Védica.

El sabor, el apetito y la fuerza digestiva van juntos. El sabor es la cualidad sensorial perteneciente al elemento agua. A través de los 6 sabores (ver cuadro, p. 233) se transmiten las propiedades de los cinco elementos, todos ellos basados en el elemento agua, a través del cual se manifiestan.

– Energía y temperatura

A través de su sabor, las plantas tienden a calentar o enfriar el cuerpo, produciendo el efecto energetizador más básico del sistema. Los seis sabores se dividen en dos grupos:

Sabores Calientes:

Picante, ácido y salado. El sabor picante es el más
calorífico, seguido por el ácido y el salado.
Las plantas calientes producen mareos, sed, fatiga, sudor, sensación de ardor y aceleran la fuerza digestiva. Causan calor e incrementan pitta, y reducen vata y kapha.

Sabores fríos o refrescantes:
Amargo, astringente y dulce. El amargo es el más
refrescante, seguido por el astringente y el dulce. Las plantas frías o refrescantes provocan frío, vigorizan y activan la firmeza del tejido, calman la sangre. Incrementan vata y kapha, y reducen pitta.

– Suavidad
Producen efectos del elemento que los componen (aire o agua). Se clasifican en secas y húmedas.

Sabores secos:

Picante, amargo y astringente. El sabor picante es
el más seco, seguido por el amargo y el astringente. La cualidad principal de vata es su sequedad, mientras que la de kapha es su humedad.

Los sabores secos incrementan vata y disminuyen kapha. Las plantas secas se componen principalmente del elemento aire.

Sabores húmedos:
Dulce, salado y ácido. El sabor dulce es el más
húmedo, seguido por el salado y el ácido. Estos sabores incrementan kapha y disminuyen vata. Las plantas húmedas se componen principalmente del elemento agua.

– Peso
Las plantas de clasifican en pesadas y ligeras o livianas, según su tendencia a incrementar o aligerar el peso corporal.

Sabores ligeros:

Amargo, picante y ácido. El sabor amargo es el
más ligero, seguido por el picante y el ácido.

El sabor ácido, por su potencia calorífica y poder para acelerar la digestión, tiende a ser ligero. Los que tienen una cualidad ligera provocan pérdida de peso, pero son los más fuertes activadores de la digestión.

Sabores pesados:

Dulce, salado y astringente. El dulce es el más
pesado, seguido por el salado y el astringente.

El sabor astringente, debido a su efecto constrictor de los tejidos, tiende a ser pesado.

Los sabores cuya cualidad es la pesadez, fomentan el aumento de peso y la firmeza del cuerpo.

– Vipaka, efecto post-digestivo

Los efectos post-digestivos nos ofrecen otra referencia para conocer el efecto de las
plantas, particularmente cuando se usan durante un período largo. Se relacionan con los procesos de absorción y eliminación, este último resultado final de la digestión.
Los sabores se reducen a tres en su efecto post-digestivos, vipaka. Los sabores dulce y salado, tienen un vipaka dulce, el ácido tiene un vipaka ácido, y el amargo, el astringente y el picante poseen un vipaka picante.

– Prabhava, la potencia especial
El sabor, la energía y los efectos post-digestivos son solamente esquemas generales para conocer las propiedades de las plantas. Las plantas poseen también cualidades más sutiles y específicas que trascienden el pensamiento, y que no pueden incluirse en un sistema energético. Prabhava es la “potencia especial” de la planta. Es su particularidad.

Prabhava incluye las propiedades ocultas de las plantas, su capacidad de afectar la psique y la mente a un nivel directo y sutil. El poder especial y trascendente del pensamiento, de los mantras y rituales, y el uso externo de las gemas para efectuar cambios externos es también parabhava. La orientación espiritual es el prabhava del Ayurveda.

Descripción de los 6 sabores

tablasabor

Los sabores combinados

Raramente hay un solo sabor en las plantas,
lo usual es que haya uno predominante.

Dulce y picante, bueno para vata: Canela, hinojo, jengibre.

Dulce y astringente, bueno para pitta:
Consuelda, loto, nenúfar

Dulce y amargo, bueno para pitta:
Regaliz.

Dulce y ácido, bueno para vata:
Espino blanco y naranjas.

Picante y amargo, bueno para kapha:
Diente de león, artemisa y ajenjo. Picante y astringente, bueno para kapha: Canela y salvia.

Amargo y astringente, bueno para pitta:
Llantén y otros diuréticos.