EL TRATADO AYURVÉDICO

Last updated:

Restablece el equilibrio entre las tres energías sutiles o doshas, y entre los sentidos, la mente y la conciencia. Consiste en: terapias de purificación o desintoxicación (panchakarma y shamana), terapias de curación, recuperación y rejuvenecimiento (ayuno, dietas purificantes, dieta para cada dosha constitucional9, ejercicios físicos, ejercicios de meditación, masajes, aroma- terapia, vastuterapia, y homaterapia, entre otros), y terapias de prevención; aplicados al paciente según su propia constitución individual y dolencia.

TERAPIAS DE DESINTOXICACIÓN

EL PANCHAKARMA O SHODHANA

Panchakarma se traduce literalmente como “las cinco acciones”, que eliminan o neutralizan las toxinas acumuladas en el organismo. El procesado ayurvédico comienza con este método radical de limpieza y desintoxicación; de lo contrario, sólo se producirá un alivio sintomático de la dolencia sin tratar su causa fundamental, resurgiendo el problema con más gravedad. Previo al procesado completo del panchakarma, puede aplicarse purvakarma, que son dos clases de limpiezas, consideradas también como terapias de prevención12: snehana, masaje con aceite de acuerdo al dosha del paciente, y svedam, limpieza a través del sudor en baño sauna.

Las personas bienestarables deben realizar el panchakarma una vez al año, durante una semana en forma ambulatoria, en momentos propicios como los cambios estacionales. También, después de un procesado médico o de una transición vital importante como la menopausia. Si la dolencia es grave requiere un internamiento de 4 semanas mínimo. dolencias producidas por el exceso de moco en el pecho y estómago, bilis en los intestinos o gases en el intestino grueso, pueden eliminarse con este método que comprende las siguientes acciones:

Vaman (vómito)

Aconsejado para eliminar el exceso de kapha o moco, que origina la congestión de los pulmones (gripe, sinusitis, asma, tos y bronquitis), diabetes, indigestión, dolenciaes de la piel y epilepsia (no hacerlo en el momento del ataque), entre otros. En la mañana temprano, antes del aseo personal, deben tomarse dos vasos de agua tibia con sal, o con miel y limón; luego introducirse los dedos hasta la parte posterior de la lengua para provocar el vómito. Una vez expulsada la mucosidad, el paciente sentirá alivio inmediato.
Contraindicaciones: No recomendable para niños ni ancianos. Ni en casos de debilidad, hambre,
menstruación, embarazo, dolenciaes del corazón y sangrado de la nariz.

Virechan (purgante o laxante)

Aconsejado para eliminar las toxinas de la sangre, y el exceso de pitta o bilis, que origina los vómitos biliares, las hemorroides, los tumores abdominales, el acné e inflamaciones de la piel,
ictericia, gota y fiebre crónica, entre otros. Puede hacerse 3 días después del vaman, o administrarse directamente si este no ha sido indicado.

El laxante debe ser natural para no depender de ellos (semillas de lino, pasas o ciruelas remojadas toda la noche), y tomarse en ayunas, temprano por la mañana, incluyendo el agua del remojo. También puede ser un vaso de leche caliente, con dos cucharadas al ras de ghi (mantequilla clarificada), tomado antes de acostarse.

Con ello se elimina el exceso de pitta, también es bueno para los de constitución vata. Contraindicaciones: No recomendable para niños ni ancianos. Ni en casos de fiebre alta, agni débil, indigestión, estreñimiento crónico, diarreas, y hemorragias pulmonares o rectales.

Basti (enemas)

Aconsejado para eliminar el exceso de vata o aire13, que origina las dolenciaes reumáticas, los dolores de espalda y cuello, el estreñimiento, la distensión abdominal, la hiperacidez, vómitos y resfriados comunes, entre otras. Pueden hacerse enemas con aceite de sésamo (ajonjolí) o aceite de oliva, y con decocciones de hierbas. Como una limpieza mensual, puede usarse un enema de agua tibia. La cantidad depende de la constitución de la persona. Si es kapha, puede utilizar de 2 a 4 vasos.

Una persona pitta puede utilizar 12 onzas de agua mezcladas con 4 onzas de aceite de sésamo o de ricino. Una persona vatta puede usar solamente de 4 a 6 onzas de agua en una cucharada de aceite. Para su administración, el pico de la lavativa debe estar aceitado, el paciente debe recostarse en el suelo sobre el lado izquierdo, y debe retenerse el mayor tiempo posible, por lo menos treinta minutos. Contraindicaciones: No recomendable para niños ni ancianos.

Ni en casos de diarrea, ni sangrado rectal. No deben administrarse enemas de aceite a personas con tos, sofocación, diabetes, anemia severa e indigestión crónica. Ni enemas de decocción de hierbas a pacientes con fiebre muy alta, resfriados, parálisis, dolor de corazón, dolor agudo en el abdomen, diarreas, o debilidad general.

Nasya o neti (descongestión nasal)

Elimina por la nariz (que es el acceso directo de prana- vayu al cerebro y la conciencia), el exceso de mucosidad acumulada en los senos frontales, nariz y cabeza. La administración nasal de remedios alivia la sequedad de la nariz, la ronquera, migraña, convulsiones y congestión nasal, ocular y de oídos; corrigiendo los desórdenes de prana-vayu que afectan las funciones cerebrales, sensoriales y motoras.

Se hierve media taza de agua con una pizca de sal y se entibia. Luego, se inclina la cabeza hacia un lado, lo más que se pueda, para introducir dos onzas del agua tibia con sal por la fosa nasal superior, mientras se respira por la boca, y el agua sale por el otro orificio.

Repetir el proceso hacia el otro lado, para limpiar la otra fosa nasal. Luego de unos minutos, se inhala suave y se exhala fuertemente por la nariz. Puede practicarse una vez a la semana. Contraindicaciones: No debe administrarse después de bañarse, comer, tener relaciones amorosaes o beber etanol; tampoco debe aplicarse durante el embarazo o menstruación.

Vata es la primera causa de una dolencia. Es responsable de la retención y eliminación de heces, orina, bilis y otras excreciones. Se localiza principalmente en el intestino grueso y en los huesos. Por lo tanto, cualquier sanación administrada por vía anal trabaja directamente con ashti dhatu corrigiendo los desórdenes de vata, ya que la mucosa del intestino grueso está relacionada con la cubierta externa de los huesos (periostio), el cual los nutre.

Raktamoksha (purificación de la sangre o sangría)

Consiste en sacar pequeñas cantidades de sangre de las venas (debe ser efectuado sólo por un médico). Es indicada para eliminar las toxinas de la sangre y erupciones de la piel (acné, urticarias, sarna, eczemas, caspa, seborrea y ronchas, entre otros).

Alivia el hígado y el bazo inflamados, la gota y dolenciaes de los huesos. La sangría también activa la producción de sustancias anti-tóxicas de la sangre, que ayudan a fortalecer el mecanismo inmunológico; neutralizando las toxinas y permitiendo la cura radical de dolenciaes relacionadas con la sangre y los huesos. Debe tomarse leche como laxante ligero. Las hierbas que purifican la sangre son: azafrán, polvo de sándalo, cúrcuma y raíz de cálamo.

También el jugo de granada roja, de naranja y la raíz de espárrago. Estas sustancias pueden tomarse después de la sangría. La dieta es muy importante para eliminar las impurezas de la sangre. El exceso de dulces, frituras, grasas y hasta de comidas ácidas incluyendo el yogurt, contaminan la sangre. Contraindicaciones: No recomendable para niños ni ancianos. Ni en casos de anemia, debilidad o edema.

Beneficios del Panchakarma
– Aumenta la energía, vitalidad y fuerza corporal.

– Aumenta la inmunidad e invierte el proceso de envejecimiento.

– Incrementa la memoria, la inteligencia y la concentración.

– Disminuye el stress psico-físico, la fatiga, la ansiedad y la decaimiento.

– Mejora la digestión, el metabolismo y las funciones de los órganos sensoriales.

– Mejora la calidad de vida