Home Medicina india ayurveda El plato principal, Las Verduras

El plato principal, Las Verduras

10
2585

EL arte védico, al cocinar las verduras, no ha sido superado en ningún lugar del mundo. La cocina védica ofrece una infinita variedad de platos vegetarianos preparados con hortalizas.

Srila Prabhupada contaba a veces, a los devotos, que Srimati Radharani (la consorte eterna de Sri Krisna) está cocinando para Krisna desde la eternidad del tiempo, y nunca ha repetido el mismo plato. Cada plato tiene su personalidad original.

En el Chaitanyacharitamrita, el texto bengalí que narra las actividades de Sri Chaitanya, hay descripciones vívidas de los banquetes que los devotos ofrecían al Señor, que contaban con cientos de deliciosos platos de hortalizas.

Cocinar hortalizas al estilo indio significa cocer las extrayendo sus sabores, manteniendo, al mismo tiempo, su valor nutritivo. Las recetas de este capítulo le enseñarán a transformar las hortalizas más comunes en platos de extraordinario sabor. El secreto está en saber cómo combinar las hortalizas con las especias, al cocinar las juntas. También puede combinar hortalizas con cereales, yogur, queso, frutos secos y hierbas frescas.

Todas las verduras de estas recetas las encontrará en su tienda habitual aunque, si lo prefiere, puede buscarlas en la huerta de su localidad. Cuando elija las verduras, u otros productos, trate de averiguar de donde provienen pues, tal como predicen los Vedas, las características de la época en que vivimos es la degradación gradual del entorno, incluyendo nuestros alimentos. Podemos comprobar, en la actualidad, como a pesar de la avanzada tecnología médica, la enfermedad más extendida en el mundo industrializado, es la del envejecimiento prematuro.

Muchos científicos lo atribuyen a la contaminación del aire, del agua y de los alimentos. Las empresas agrícolas se preocupan más de los beneficios económicos que de la salud de las personas. Por eso lo que generalmente encontramos en los supermercados son productos híbridos, excesivamente tratados, de superficies brillantes que atraen al ojo pero que no tienen mucho valor nutritivo.

En tanto le sea posible compre productos que hayan sido cultivados naturalmente, que sean firmes y de buen color. Es mejor comprar o

cultivar verduras que, quizás tengan alguna falta, pero que están libres de productos químicos. El Ayuveda añade que un aspecto importante, a la hora de mantener la salud física, y estar en armonía con nuestro entorno, es comer alimentos de la estación producidos en el lugar donde se vive.

Hay dos formas principales de cocinar las hortalizas: con salsa o sin ella. Para cocinar hortalizas en su caldo dore primero las especias en un poco de ghi o aceite, luego sofría las hortalizas con las especias.

A continuación añada un poco de agua y cualquier ingrediente que dé al caldo una mayor consistencia, como coco desmenuzado, yogur o puré de tomate. Mantenga el fuego moderado y el recipiente cubierto, para aprovechar el vapor. Para cocinar hortalizas sin caldo, saltéelas primero y luego cocínelas sin agua, o con la necesaria para evitar que se quemen. Al final de la cocción quite la tapadera y déjelo cocer hasta eliminar la mayor parte del líquido. Tanto si cocina platos con jugo o sin él deben tomarse con arroz o con panes indios.

También existen otros métodos de cocer verduras que se mencionan en otros capítulos de este libro, cómo hacer tortas de verduras, cómo cocinar hortalizas con arroz y dal, o cómo cocinar verduras rebozadas.

Nunca encontrará hortalizas en conserva en la cocina de Krisna. ¿Por qué utilizar alimentos en conserva si es tan fácil conseguirlos frescos? El sabor de las hortalizas frescas compensa el tiempo que lleva prepararlas. Las hortalizas deben cocinarse hasta que estén tiernas y siempre deberán consumirse calientes.

RECETA

Alu phul gobhi panir sabji
Coliflor frita, patatas y queso fresco

especias en polvo excepto el garam masala y añada inmediatamente el agua. Haga que hierva rápidamente, luego reduzca el fuego y déjelo cocer suavemente.

Mientras se esté cociendo la masala, fría por separado los daditos de patatas y déjelos escurrir. Fría los brotes de coliflor hasta que estén ligeramente dorados y parcialmente cocidos. Añada la coliflor a la masala, cubra la cacerola, y póngalo a cocer a fuego lento.

Después de 5 minutos, destape y agregue los dados de patatas y queso fritos, remuévalo dejándolo cocer unos 2 ó 3 minutos más, hasta que todos los ingredientes estén bien calientes.

Este es un plato muy sencillo y rápido de preparar.
Primero se fríen la coliflor y las patatas, luego se cuecen, a fuego lento, en una masala líquida hasta que estén hechas. Sirva este plato de hortalizas con un pan indio y un dal, o sopa de verduras, suave.

2 cda de ghi o aceite
½ cdita de mostaza negra en grano
2 guindillas frescas, sin semillas y picadas 1 cda de jengibre fresco rallado
2 hojas de laurel

1 cdita de cúrcuma
1 cdita de cilantro molido 1 cdita de canela molida
5.75 dl de agua

4 patatas, peladas cortadas en dados
350 g de panir (queso fresco) prensado, en dados 1 coliflor mediana, lavada, cortada en brotes
2 cdita de sal

½ cdita de garam masala
2 cda de hojas frescas de cilantro o perejil, picadas

Caliente el ghi, o el aceite, en una cacerola mediana a fuego moderado. Eche la mostaza y cubra el recipiente para que no salte afuera. Cuando acabe de chisporrotear añada las guindillas, el jengibre y las hojas de laurel. Remueva unos 30 segundos. Seguidamente mezclelas.

Condimente con sal y garam masala y espolvoréelo todo con las hojas frescas de cilantro o perejil. Mezcle bien todos los ingredientes y sírvalo caliente.
Tiempo de preparación y cocción: 30 minutos

10 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here