EL ORIGEN DEL YOGA: PATANJALI

EL ORIGEN DEL YOGA: PATANJALI

Nadie sabe a ciencia cierta, donde y cuando surgió el yoga. Pero se considera como el inicio del yoga clásico, el momento en que Patanjali escribió este importante libro para todos los practicantes de yoga: “Los Yoga Sutras”.

 

Hacia el año 500 a.C., Patanjali recopiló todo el conocimiento existente sobre el Yoga en “los Yoga Sutras” (sutra significa “aforismo”), es el texto básico reconocido unánimemente por todas las escuelas yóguicas.

A Patanjali se le considera mitológicamente como una encarnación del dios serpiente Ādi Śeṣa, que rodea y sostiene el universo en forma de Océano Cósmico.

 

Los Yoga-Sūtra, el texto fundamental de la doctrina yoga, constan de 195 aforismos (sūtras), o frases cortas formadas con palabras técnicas muy precisas bajo estrictas reglas gramaticales. Cada sūtra es el resumen de un diálogo mantenido entre maestro y discípulo sobre el darśana yoga. El conjunto de dichos resúmenes o notas constituye el texto Yoga Sūtra. Tales aforismos en muchas ocasiones se enlazan uno con otro para exponer una línea de pensamiento coherente.

 

Los Yoga Sutras se divide en cuatro libros o padas:

Samadhi Pada, consta de 51 aforismos. Samadhi significa absorción, conciencia de unidad o “extasis”. Este libro trata sobre la naturaleza del yoga. Presenta el Yoga como medio para calmar y dominar la mente y describe los estados mentales y los distintos niveles de conciencia. Se trata de responder a la pregunta: «¿qué es el yoga?».

Sadhana Pada, consta de 55 aforismos. Sadhana significa práctica o medio. Este pada trata del porqué de la práctica del Yoga y de los medios para realizarla y dirigir la mente desde la dispersión hasta un alto estado de concentración. Esta sección trata de las condiciones de la vida humana y la angustia inherente a dicha condición para intentar responder a la pregunta: «¿porqué practicar yoga?». Se exponen los impedimentos, sus causas y sus consecuencias.

Se señalan ocho medios principales, que se denominaron los 8pilares del yoga o Ashtanga yoga, que no se debe confundir con el Ashtanga Vinyasa Yoga, que es una escuela o tipo de Yoga.

Estos 8 pilares son:

Yama: abstención del mal.

Niyama: fomento del bien.

Asana: realización de ubicacións corporales.

Pranayama: control de la respiración.

Pratyahara: control y abstracción de los sentidos.

Dharana: concentración.

Dhyana: contemplación y meditación.

Samadhi: completa absorción o unidad consciente.

Vibhuti Pada, consta de 55 aforismos. Vibhuti quiere decir poder o manifestación. Trata de los poderes, percepciones extrasensoriales o siddhis que se adquieren con la práctica avanzada del Yoga. Estos poderes no son un objetivo en sí y el apego a ellos puede suponer una trampa que provoca la pérdida de los logros obtenidos previamente.

Kaivalya Pada, consta de 34 aforismos. Kaivalya significa aislamiento, soledad o unidad. Trata filosóficamente de la naturaleza del conocimiento. Describe la emancipación de la mente, la realidad espiritual última del Universo. Se refiere a un estado de esplendorosa conciencia, descontaminado de estados condicionados de la mente o del pensamiento.

Los Yoga sutras son difíciles de entender por el tema que ocupan, por los conceptos filosóficos que aparecen y porque la vida y el pensamiento contemporáneo parecen muy lejanos de estas enseñanzas clásicas.

Muchos autores a lo largo de la historia han comentado los Yogasutras de Patanjali desarrollando libros que nos ayudan a su entendimiento.

Los aforismos encierran en pocas palabras un gran significado, son una guía a descifrar. Debemos ser conscientes de que los comentarios realizados a lo largo de la historia van unidos a un autor y están condicionados a la escuela y a la época histórica a la que pertenece dicho autor.

 

Los Yoga Sūtra fueron redactados en sánscrito, idioma antiguo que puede utilizar diversos alfabetos para su escritura.

Las versiones mas conocidas actualmente de los Yoga Sūtra nos han llegado en alfabeto devanāgarī, cuyos caracteres resultan ilegibles para quienes utilizamos solamente el alfabeto latino. Por esta razón, los primeros orientalistas occidentales inventaron el alfabeto latino de transliteración, que utiliza caracteres latinos. Sin embargo, puesto que el sánscrito tiene unas 20 letras más que el alfabeto latino, fue requerido crear unos 20 caracteres nuevos utilizando para ello marcas diacríticas (guiones, puntos, etc.).

Cuando las ideas y los procesos de pensamiento del aspirante a yogui se vuelven más claros, sobre la base de una moralidad pura y de un desarrollo intelectual firme es cuando se debe de comenzar un estudio profundo de los Yoga sutras, y llevarlos a la práctica.

La práctica completa del yoga, protege al practicante de la comisión de actos indignos, deshonestos, no espirituales, irracionales y no virtuosos. Le hacen valiente para enfrentarse a los ataques de las perturbaciones físicas y mentales que obstaculizan el camino del yoga. La inmunidad a tales problemas aumenta, la intimidad con el yo eterno se desarrolla y la persona resulta verdaderamente iluminada con el yoga.

La gracia de Patanjali y los Yoga sutras descienden sobre el yogui y le conducen a beber completamente el néctar del yoga, que es bienestar y paz en el cuerpo, serenidad en la mente y felicidad eterna en el alma.

 

Namasté.