El asthi dhatu le brinda la estructura sólida al cuerpo.

En el cuerpo físico, el asthi dhatu se forma a medida que el posaka medas dhatu (tejido adiposo inestable) desemboca en el purisha dhara kala y es digerido por el asthiagni. Además de la formación de los huesos del cuerpo, los dientes se forman a través de este mismo proceso y por lo tanto son un upadhatu (tejido secundario) de la producción del asthi dhatu. Los productos de desecho (malas) de este proceso metabólico son el cabello y las uñas.

El purisha dhara kala es la membrana que alberga el asthi agni. Purisha significa «heces». El término también se utiliza para describir el intestino grueso como el purishavaha srota. Aquí yace una pista importante sobre la relación entre la bienestar del intestino grueso y la de los huesos.

El intestino grueso es el sitio principal de vata dosha, la relación estrecha entre estos dos tejidos revela la susceptibilidad de los huesos a los trastornos de vata. Cuando se presenta una patología en el intestino grueso (gases, estreñimiento), esta se transfiere a los huesos que se vuelven más porosos y llenos de aire, tal es el caso de la osteoporosis.

Los huesos están hechos de una estructura sólida organizada como una matriz. Esta matriz puede ser visualizada como una letra X, cuyas líneas que forman la letra son sólidas y están hechas de tierra. Los espacios entre dichas líneas están llenos de aire, por lo tanto, los huesos crean una estructura sólida pero ligera, lo que permite que el cuerpo se mueva con facilidad. Los huesos largos tienen un núcleo hueco que se llena con el tejido hematopoyético flamado médula ósea, este es un aspecto del majja dhatu.

Cuando el asthi agni está bajo, se produce asthi dhatu en exceso. Cuando esto ocurre, el tejido producido es más denso. Las personas que tienen una naturaleza kapha, al tener un agni bajo, producen huesos más gruesos y densos.

Aquellos con naturaleza pitta, al tener el agni más alto, producen huesos que no son tan densos, pero que son más activos metabólicamente, esto puede conducir al estrechamiento y debilidad en los huesos, así como la inflamación si pitta está en desequilibrio. Los que tienen una naturaleza vata, al tener un agni variable, producen menos asthi dhatu y el que se produce es de menor calidad, más delgado y más frágil.

Para producir asthi dhatu bienestarable debe consumirse las cantidades adecuadas de los elementos tierra y aire de manera equilibrada a través de la dieta. La tierra está presente en los alimentos dulces, como los cereales y los frutos secos y los alimentos astringentes como el frijol.

El aire está presente en los alimentos amargos y picantes, por ejemplo, la mayoría de las verduras. El consumo de estos elementos por sí solo no garantiza la formación bienestarable del asthi. Los dos elementos deben digerirse correctamente de modo que sus cualidades se puedan utilizar para fortalecer y construir los huesos.

Así es que jatharagni (el fuego digestivo principal) debe estar bienestarable, si no lo está, en lugar de formar huesos sanos, estos mismos alimentos producirán ama e intoxicarán el cuerpo y la mente.