BELLEZA AYURVEDA

11
3097

“Las horas frente al espejo enfrentando arruguitas y kilos de más e imaginando qué podemos hacer para vernos mejor nos distraen de lo que realmente podemos hacer para estar y sentirnos cada día más lindas. Todo cambia cuando nos empezamos a mirar con más cariño y decidimos, de una vez por todas, querernos y aceptarnos como somos. Lejos de los parámetros y estereotipos establecidos, la belleza ayurveda plantea que la verdadera belleza empieza por dentro y que el secreto está en el equilibrio.

Esta disciplina milenaria oriental -cuyo nombre surge de la combinación de ayur, “vida”, y veda, “conocimiento”- parte de la existencia de tres energías, o doshas ( pitta, vata y kapha ). Todos poseemos los tres doshas en distintas proporciones, pero con uno que predomina, lo que conforma una suerte de ADN ayurvédico.

Son nuestros hábitos los que logran el equilibrio interior, y es a partir de esa armonía que logramos que nuestro exterior se vea radiante. El ayurveda entiende la belleza como el resultado de la salud física en general y de un estado de plenitud de la mente.

Entonces, la clave está en el autoconocimiento y en el desarrollo de rutinas y hábitos que nos hagan bien.

Como cada individuo tiene sus particularidades, que se ven reflejadas en los doshas, los tratamientos que propone el ayurveda son personalizados. Cada terapeuta tiene una charla extensa con el paciente en la que se identifica su dosha principal y cuál de los tres presenta un desequilibrio y, en conjunto, establecen cuáles son los pasos a seguir apoyados en la dieta y los masajes. A través de la piel, se pueden identificar desequilibrios, enfermedades y estados de ánimo.

Para conocer cuál es tu dosha, lo ideal es acercarte a un especialista ayurvédico, pero también podés darte una idea realizando un test online. En algunos sitios de internet (por ejemplo, en www.ayurveda-web.com/testDosha.htm ) hay cuestionarios que te brindan una primera aproximación. Hay que tener en cuenta que esto es sólo una orientación, pero para saber cuáles son tus desequilibrios y tratarlos adecuadamente, tenés que asesorarte necesariamente con un especialista en ayurveda.

 

LOS ACEITES

Existen aceites vehiculares que son los indicados para armonizar cada dosha: paravata , es recomendable el de sésamo, para pitta , el de girasol y el de oliva, y parakapha son ideales el de sésamo y el de almendra.

Aplicado mediante un masaje, el aceite penetra en la piel, alimenta los tejidos y ayuda a la eliminación de las toxinas.

Los doshas juegan un papel importante a la hora de elegir no sólo la esencia, sino también qué tipo de aceite utilizar. Por ejemplo, si la persona es vata y está desequilibrada, va a tener la piel seca, entonces se debe elegir un aceite que sea más oleoso.

También influye en la definición del tipo de masaje con el que se va a aplicar, qué presión, cuáles movimientos, etc.

 

DIME CUÁL ES TU BIOTIPO, TE DIRÉ CUÁL USAR…

-Si sos vata y tenés la piel reseca o agrietada, usá aceite de nerolí o sándalo en masajes o mezclalo con cremas para hacerte máscaras.

-Si sos vata y te cuesta relajarte y tenés muchos nervios, hacete masajes de manzanilla, geranio o lavanda, o también podés incorporarlos a un baño de inmersión.

-Si sos vata y tenés manos muy deshidratadas, exfoliá la piel de las manos una vez a la semana, frotándolas con una mezcla de aceite de sésamo o almendras, azúcar y limón.

-Si sos pitta y tenés erupciones, ardor o irritación, podés hacerte masajes con aceite de bergamota.

-Si sos pitta y tenés los ojos irritados o patas de gallo, evitá usar sustancias espesas o químicas en la piel del contorno de ojos. Para retirar el maquillaje, lo mejor es un algodón embebido en aceite vegetal. Rociá con agua fresca, agua de rosas o termal los ojos cuando estén sometidos a trabajo intenso.

-Si sos kapha y aumentás de peso repentinamente o tenés grasitud en la piel,probá hacerte masajes corporales con aceite de pachuli.

-Si sos kapha y tenés ojeras azules o moradas, se recomienda aplicar diariamente compresas de leche fría o agua de rosas en los ojos cerrados durante 5 a 10 minutos. Y masajear muy suavemente el contorno con aceite de almendras antes de acostarse.”

FUENTE: Nicole Baler vía OHLALÁ!

11 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here