ASTROLOGÍA TIBETANA

5
1928
astrologia tibetana
astrologia tibetana

Entre los tibetanos, la astrología es realmente popular. Los astrólogos son consultados para elaborar el horóscopo de los recién nacidos, así como por asuntos relacionados con matrimonios y rituales funerarios. A diferencia de lo que ocurre con la astrología europea, la astrología tibetana se interesa más por el desarrollo de la vida de la persona, que en su propia personalidad.

La Astrología Tibetana tiene influencias del Sudeste Asiático, Persia, Grecia y Mongolia. A pesar de su relación con diversas culturas, la Astro-Ciencia Tibetana tiene sus raíces mas profundas en la tradición religiosa Bon (principal religión del Tíbet en la antigüedad) y en los sistemas astrológicos de India y China, en particular en la tradición India del Shri Kalachakratantra. Estas ultimas dos ramas principales de la Astrología Tibetana (India y China) se conocen respectivamente en tibetano como skar-rtsis o “matemáticas de las estrellas” y byung-rtsis o “astrología de los elementos”.

La Astrología Tibetana es una ciencia muy antigua destinada a proporcionar felicidad y salud a nivel mental y físico.

El principal objetivo de la Astrología Tibetana, como el de cualquier ciencia moderna, es comprender el cosmos, cómo funciona, y cómo podemos beneficiarnos a partir de las fuerzas operantes en él y sus transiciones, para poder vivir en consonancia con los cambios y movimientos constantes de los cuales somos parte.
La interpretación de una carta astrológica Tibetana proporciona información sobre nuestras relaciones, trabajo, carrera, salud, talentos, desarrollo espiritual, etc. Es una guía indispensable para conocer nuestras vidas (pasadas, presente y futuras), dándonos la posibilidad de relacionarnos con ellas desde la sabiduría y no desde la ignorancia. Los fundamentos de la doctrina Astrológica se apoyan en una perfecta comprensión de las leyes de la causalidad: en otras palabras, el karma y los doce factores interdependientes, los dos mecanismos principales de la existencia relativa.

El rol del Astrólogo Tibetano consiste fundamentalmente en brindar las herramientas que nos permiten aprovechar al máximo las circunstancias favorables y ofrecer recomendaciones acerca de las acciones apropiadas a seguir, así como los antídotos a aplicar para aliviar o remover obstáculos (generalmente en forma de plegarias y practicas Budistas) si estos fueran necesarios.

La Astrología Tibetana debe entenderse como un medio, no como un fin en sí mismo. Haciendo uso del conocimiento que nos proporciona una carta natal podemos evitar o reducir el sufrimiento que podrían ocasionar ciertos eventos, y desarrollar plenamente nuestras aptitudes y talentos. También nos señala los momentos más favorables en nuestra vida para tratar de beneficiar a la mayor cantidad posible de seres, brindando bienestar y felicidad a todos aquellos que nos rodean.

Todos deseamos mantener un estado mental sereno y feliz en nuestra vida cotidiana y evitar los obstáculos y circunstancias desfavorables. Esto era así para el pueblo tibetano en la antigüedad y lo sigue siendo en la actualidad. Cuando los eventos desafortunados amenazaban con destruir su paz interior (enfermedades, muerte de un familiar, fracasos en el trabajo, etc.), procuraban un sostén sintiéndose incapaces de afrontar las adversidades en soledad. Intuían que las fuerzas sobrenaturales más poderosas estaban contenidas en los cuatro elementos básicos del universo- agua, tierra, fuego y aire- y en la madera, las rocas, el sol y la luna. Solían pedirle ayuda a esas fuerzas mediante sacrificios de animales y plegarias. La tradición Bon tiene muchas similitudes con el Chamanismo. Los sabios de la tradición Bon descubrieron la relación entre los cinco elementos exteriores (madera, fuego, tierra, agua y metal) y los cuatro aspectos interiores de la condición humana: Sok (fuerza vital), Lu (cuerpo físico), Wang-Thang (poder personal, finanzas) y Lung-Ta (buena suerte, éxito). Se cree que cada uno de estos aspectos ejerce una influencia muy fuerte en la vida cotidiana de cada persona. Las tribus Bon también comenzaron a utilizar el sistema de los “Nueve Mewas”, un cuadrado dividido en nueve partes, marcadas con los números del 1 al 9 que representan las sustancias del mundo y los niveles de desarrollo espiritual. Mas tarde, los pensadores tibetanos desarrollaron un sistema astrológico básico, en base a los planetas y los doce animales, determinando las características y condiciones de cada año en particular según sus combinaciones. Este sistema ancestral se transmitió de generación en generación y fue muy popular sobre todo en las tribus nómadas, que se servían de este conocimiento para pronosticar los cambios de estaciones y aplicarlo en sus cosechas.

 

El punto principal de la astrología tibetana no es llenar a la gente de supersticiones, sino hacer aportaciones que le sean de utilidad, ya que si la persona tiene una idea general de que cierto día no le es favorable, puede tomar medidas preventivas realizando ceremonias y actuando en forma amable y cuidadosa, de tal manera que supere y evite problemas.

Namasté.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here