AROMATERAPIA

10
3661

El Aromaterapia es fundamental para la salud, los doshas también pueden equilibrarse con el uso de esencias aromáticas. Las que pueden utilizarse en el cuerpo, mezcladas con aceites, o poniendo unas 10 ó 15 gotas de la esencia o aceite aromático en un recipiente con agua caliente dentro de un cuarto cerrado, al momento de acostarse o mientras practica Yoga. También pueden usarse inciensos naturales. Equilibran vata los aromas cálidos, dulces y ácidos: naranja y otros cítricos, clavo de olor, anís, musk, geranio, cardamomo y vainilla. Equilibran pitta los aromas dulces y frescos: lila, menta, canela, jazmín, rosa, sándalo, limón y pepermint. Equilibran kapha los aromas cálidos: eucalipto, alcanfor, cardamomo, clavo, anís, patchouli, geranio y neroli.

VASTUTERAPIA

Es la medicina del hábitat que distribuye los espacios y objetos, como complemento de la salud general.

HOMATERAPIA

“Homa” quiere decir: “purificación y sanación de la atmósfera a través de acción de fuego”. Es una herramienta muy útil, que sintonizada a los ritmos de la naturaleza correspondientes a la salida y puesta de sol, elimina las condiciones tóxicas de la atmósfera y las personas.

TERAPIA DIVINA

Cuando las causas y manifestaciones de una enfermedad no pueden ser percibidas o comprendidas racionalmente, se utiliza la terapia divina o celestial, que es de naturaleza sutil, y consiste en el uso de oraciones, cantos y mantras, rituales, piedras preciosas, ofrendas, caridades, peregrinaciones y austeridades.

TERAPIAS DE PREVENCIÓN

Los elementos centrales para el tratamiento y prevención de enfermedades se basan en reducir el estrés, y promover el equilibrio físico, mental y espiritual de las personas. Siguiendo un proceso estricto de hábitos y costumbres que abarquen estos tres niveles, se mantendrá el equilibrio de las doshas y prevendrán todo tipo de enfermedades, obteniéndose una larga vida en plenitud de todas las facultades, en armonía con los ritmos cósmicos de la naturaleza, y al mismo tiempo con el Señor Supremo.
Para mantener la salud, debemos crear un equilibrio entre las energías sutiles internas que operan en nuestro cuerpo y el medio ambiente, en función a sus variaciones.
Para ello debemos cuidar cinco importantes factores:

– La dieta.
– Los ejercicios e higiene.
– Regulación (o abstinencia)de la vida amorosa
– Actividad mental correcta.
– Un medio ambiente libre de contaminación.

NIVEL FÍSICO

a) Práctica diaria Para mantener la salud, debemos crear un equilibrio entre las energías sutiles internas que operan en nuestro cuerpo y el medio ambiente, en función a sus variaciones. Para ello debemos cuidar cinco importantes factores: – La dieta. – Los ejercicios e higiene. – Regulación (o abstinencia) de la actividad física. – Actividad mental correcta. – Un medio ambiente libre de contaminación. – Dieta equilibrada, y consumo de ghi o mantequilla clarificada, para formar los dathus. – Ejercicio moderado y adecuado. Practicar asanas y pranayamas a fin de purificar las corrientes pránicas y eliminar las toxinas del cuerpo. – Regular la actividad amorosa, practicando la mayor abstinencia posible, ya que los tejidos reproductores fortifican el sistema inmunológico del cuerpo; su pérdida excesiva hace que éste sea proclive a toda clase de enfermedades. – Tome sus alimentos, descanse y levántese en horarios oportunos y regulares. – Evite el consumo de todo tipo de drogas y medicamentos químicos, así como también los ambientes contaminados porque ellos perjudican el metabolismo del cuerpo. – Atienda oportunamente las urgencias corporales, tales como evacuar, orinar, estornudar, bostezar, inslusive vomitar. – Evite beber cuando tiene hambre o comer cuando tiene sed, dormir cuando tiene hambre o sed, y hacer ejercicios cuando tiene hambre o sed. – Reciba masajes para aliviar las tensiones. – Lleve a cabo una limpieza interna aplicando panchakarma o shodhana, una vez al año; aplicando previamente purvakarma o limpieza.

b)Purvakarma
– Snehana (masaje con aceite de acuerdo a su dosha) Consiste en aplicar presión y fricción en todo el cuerpo, comenzando por la cabeza
hasta la planta de los pies. El aceite debe dejarse en el cuerpo entre 15 y 35 minutos, y después darse un baño caliente con vapor de hierbas por 20 ó 40 minutos.

-Fomentos Son aplicaciones de calor seco, que se usan especialmente para curar las bronquitis y artritis. Para dolores de espalda se recomienda el calor húmedo (una bolsa plástica de agua caliente). Para resfríos y tos se recomiendan masajes de aceite de eucalipto y alcanfor, sin masajear el área del corazón. El área masajeada debe mantenerse cubierta con una tela de algodón, para no exponerla al aire y empeorar la situación.

-Svedana (limpieza a través del sudor en baño sauna) Es un baño de vapor con plantas medicinales que se realiza en una cabina especial
dejando la cabeza fuera, para no disturbar los aires vitales. Este tratamiento suaviza y dilata los srotas del cuerpo, permitiendo que las impurezas salgan a través de los poros. Está recomendado para aliviar problemas respiratorios, estreñimiento, dolores de espalda, de articulaciones, de oídos, y muchos otros. No recomendado en caso de alcoholismo, embarazo ni diabetes. También se utiliza el vapor en inhalaciones, con una gota de aceite de eucalipto para curar el exceso de moco.
Sin embargo, es más para prevenir que para curar las enfermedades. El día anterior al baño de vapor, debe aplicarse snehana, que consiste en tomar una dieta rica en sabores dulces (con más ghi que lo usual) y un masaje (después del cual debe tomarse un baño de agua tibia, y luego, un vaso de leche). Sin seguir este proceso, el baño de vapor no será muy efectivo, pues tiene la finalidad de mantener la fuerza de la persona después del baño de vapor. El baño de vapor debe durar entre 10 y 15 minutos, hasta que el cuerpo transpire profusamente. Luego del baño, uno debe recostarse cubriéndose con una manta durante media hora, y finalmente, tomar un baño de agua caliente. Después de esto deben tomarse alimentos livianos por el resto del día. No deben tomarse más masajes, ya que los poros deben permanecer abiertos. Para producir una reacción térmica en el cuerpo, activar la circulación y desintoxicarlo, se toma una ducha de agua fría después del baño de vapor luego, luego, se vuelve a tomar el baño de vapor, y luego, una ducha de agua fría. Así sucesivamente unas tres o cuatro veces, terminando con una ducha fría.

NIVEL MENTAL

La prevención de enfermedades y rejuvenecimiento físico-mental se logra controlando y tranquilizando la mente y los sentidos. La ansiedad y la ira son las principales contaminaciones mentales que originan la mayoría de enfermedades.
Por ello se recomienda: a)No reprimir las emociones Cuando las emociones ingresan al cuerpo, éste se contrae, pudiendo afectar algún órgano vital. El miedo, asociado a vata, enferma los riñones; la ira, asociada a pitta, enferma el hígado; y la codicia o la envidia, asociada a kapha enferma el corazón. Por ello, a fin de que las emociones no se aniden en el cuerpo, y enfermen algún órgano, deben liberarse por medio de la relajación profunda de todo el cuerpo, la práctica de los pranayamas, y el desapego a ellas.
b) Controlar la mente y los sentidos El uso inadecuado de los sentidos causa un desequilibrio que puede manifestarse en una enfermedad. Por ello debe practicarse lo siguiente:

“Pensamientos negativos generan energía negativa, que se transforman en enfermedades”

-Ser noble de pensamientos y obras. -Ser compasivo con todos los seres.
-Decir siempre la verdad y evitar las conversaciones sin sentido. -Eliminar pensamientos de animadversión y cultivar la amistad. Los pensamientos positivos traen mucha felicidad.
-Evitar la auto-denigración, la auto-tortura, el adularse a sí mismo y a los demás.
-Cumplir cuidadosamente los deberes y obligaciones sin tener en cuenta los resultados.
-Mantener el equilibrio mental tanto en el éxito como en el fracaso, en la
alegría y en la pena. -Cultivar la paciencia, el perdón,el respeto y aprecio por los demás.

NIVEL ESPIRITUAL

La práctica de disciplinas espirituales es esencial para la salud espiritual o del alma. En este sentido, descubrir que somos seres espirituales eternos, diferentes del cuerpo físico y que estamos destinados a servir eternamente a Dios, no sólo nos proporcionará paz y armonía, sino que nos permitirá afrontar cualquier enfermedad y recuperarnos. Con esta conciencia debemos ver los acontecimientos de la vida, tal como son, independientes de uno.
Debemos vivir en el mundo, pero sin ser parte de él. Y siendo pacíficos, veraces, justos, religiosos y controlando los sentidos, no habrá posibilidad de sufrir ansiedad, estrés, depresión ni otras enfermedades.
El Bhagavad Gita (17. 14 – 16) establece la importancia de llevar a cabo austeridades con el cuerpo (los sentidos), la mente y el habla:

“La austeridad del cuerpo consiste en
adorar al Señor Supremo, a los brahmanas, al maestro espiritual,
y a los superiores tales como el padre y la madre.
Consiste también en la limpieza, la sencillez, el celibato y la no violencia.
“La austeridad del habla consiste en proferir palabras ciertas, agradables, beneficiosas y que no agiten a los demás.”
También recitar regularmente las Escrituras Védicas.
“Las austeridades de la mente consisten en la satisfacción, la sencillez, la gravedad, el autocontrol y la purificación de la existencia propia.”

Por medio de estas austeridades se logra un beneficio físico, mental y espiritual, evitando los efectos negativos del descontrol y la sobreindulgencia.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

10 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here