Alcalinizate sin complicarte la vida

En este post te indicamos una sencilla manera de alcalinización rápida sin tener que complicarte la vida y de la manera mas rápida posible. Por eso le hemos flamado Alcalinización express. Se hace a base de combinar varias hierbas o baños con sal.

Atento:

Plantas que limpian los pulmones (tomillo, gordolobo, llantén), plantas que limpian el hígado (alcachofera, cardo mariano, diente de león, boldo, desmodium) y plantas que limpian el riñón (té verde, cola de caballo, arenaria).

Así que podemos coger tomillo, alcachofera y té verde, por ejemplo, y obtener un remedio para limpiar a la vez los tres órganos.

En pocas palabras, podemos eliminar ácidos a través del hígado, de los pulmones y de los riñones así como a través de la piel con baños de agua caliente con sal marina gracias a la ósmosis.

Pasos para una buena alcalinización:

Come bastantes frutas, verduras y productos vegetales. Lo central de toda dieta alcalina es un fuerte énfasis en las frutas y verduras en vez de la carne, los lácteos, los huevos y los carbohidratos. Como regla general, los productos vegetales como las frutas y verduras suelen descomponerse en alcalinos, mientras que los demás alimentos mencionados suelen descomponerte en ácidos. Por eso, enfatizar las verduras en la alimentación garantiza que empiece a aumentar la alcalinidad del organismo.

Consume legumbres y frijoles como fuente de proteína. Como lo hemos indicado anteriormente, la dieta alcalina prohíbe muchas fuentes tradicionales de proteína, tales como la carne, los huevos y los lácteos. La proteína es un nutriente esencial para una gran gama de procesos corporales, es decir que consumir una buena cantidad de proteína vegetal en una dieta alcalina es muy importante. Afortunadamente, las legumbres y los frijoles brindan muchas proteínas (y como ventaja añadida, son menos acidificantes que la carne, los huevo,etc.)

Bebe leche de soya o de almendras en vez de lácteos. Como los lácteos normales no están permitidos por sus propiedades acidificantes, deberás sustituirlos por otras alternativas que no sean lácteos. Además de carecer de las propiedades acidificantes de los productos habituales de los lácteos, la leche de soya y de almendras pueden ser muy nutritivas de por sí.

Considera la posibilidad de tomar agua alcalinizada. Si bien tomar mucha agua común y sin azúcar es algo que los expertos en la bienestar recomiendan frecuentemente, los que llevan una dieta alcalina suelen recomendar agua que se ha tratado para que tenga propiedades alcalinas.

Evita los alimentos acidificantes, siempre que te sea posible. Si bien la carne, los lácteos y los huevos son algunos de los alimentos que más extrañan las personas después de iniciar una dieta alcalina, no son los únicos a evitar.

Y conseguir la anhelada alcalinización.