Agni – El fuego digestivo

8
3957

El concepto de digestión en la medicina ayurvédica es bastante notable. Se comienza con la preparación externa y cocción de los alimentos. Los requisitos básicos para ello son una chimenea, calor, combustible, aire, fuego, ollas, agua, alimentos y organizador. Las mismas cosas son necesarias para la cocción interna o la digestión.

La chimenea representa los intestinos, y el fuego es el agni. El combustible es el alimento digerido el día anterior que enciende el agni. La olla es el estómago. El agua es la secreción de la mucosa gástrica, mientras que los granos simbolizan el alimento ingerido. La persona o el organizador es el prana. La ventilación es samana (un subtipo de vata), que mantiene el fuego encendido. El estómago (o la olla) mantiene la comida en el fuego. El agua en la olla (kapha) ayuda a la distribución uniforme del fuego a cada grano. El gran fuego en la chimenea es el fuego central o fuego digestivo. Los alimentos digeridos del día anterior dan energía a la pared de los intestinos para descargar las enzimas digestivas. Estas enzimas son el combustible para alimentar el agni. Pero sin el organizador (prana), nada puede suceder.

Nuestra comida contiene energía solar que sólo puede ser utilizada por el cuerpo a través de la digestión. La sustancia alimenticia externa tiene que ser transformada en sustancias que puedan ser absorbidas y alimentar los tejidos. Muchas enzimas diferentes se hacen responsables de esta transformación en el cuerpo. El Ayurveda utiliza el término Agni, para describir estas enzimas y procesos metabólicos. Sin agni, sería imposible digerir cualquier alimento o dato sensorial.

En su estado normal, equilibrado, agni sustenta la propia vida, la buena salud y la vitalidad. Proporciona la esencia vital (ojas), conserva el aliento vital (prana) y produce el brillo de la buena salud. Un individuo dotado de un adecuado agni posee una larga vida y tiene una excelente salud. Cuando agni no funciona correctamente, la persona comienza a sentirse mal. Cuando este fuego vital se extingue, provoca la muerte.

El agni central se encuentra en el estómago. Con cinco agnis diferentes en el hígado y uno para cada uno del sistema de los siete tejidos, hay un total de trece agnis que regulan el proceso de la digestión y el metabolismo en un individuo.

Muchos factores, tales como el estilo de vida perjudicial, la dieta, la mala combinación de alimentos y de emociones reprimidas, puede hacer que los doshas en el cuerpo puedan agravarse. Esto pronto perturba el agni, con el resultado de que la comida ingerida no puede ser digerida apropiadamente. La comida no digerida se convierte en una sustancia tóxica mórbida, pegajosa, llamada ama.

Ama es la causa de muchas enfermedades. La presencia de ama en los sistemas conduce a la fatiga y la sensación de pesadez. Puede inducir estreñimiento, indigestión, gases y diarrea. En ocasiones, puede generar mal aliento, gusto distorsionado y confusión mental. La lengua adquiere una capa gruesa (¡Mire en su espejo!), puede haber dolor corporal generalizado y rigidez. Incluso los antojos de alimentos a menudo se deben al estado de su agni.

Al considerar la cocina ayurvédica, hay que conocer en detalle el concepto de agni. Dependiendo de la naturaleza del agni de una persona, se pueden utilizar condimentos específicos o aliños, hierbas y encurtidos, que pueden ayudar a encender el agni y mejorar la calidad de la digestión. Dependiendo de que dosha pueda estar agravado, agni puede ser equilibrado, irregular, demasiado alto o demasiado bajo.

Sama Agni (el metabolismo equilibrado)

Cuando todos los doshas están en equilibrio de acuerdo con la constitución, agni mantiene su estado de equilibrio y proporciona un metabolismo equilibrado. Tal persona puede digerir cualquier cantidad y calidad de alimentos sin signos y síntomas adversos. Este es el estado de perfecta salud. Ni la comida, la estación o la costumbre molesta a estas personas con el don de sama agni. Son bendecidos con buena salud y una larga vida. Poseen una mente calma, tranquila, y cariñosa y una gran claridad de conciencia y bienaventuranza. Salud estable, con excedentes de tejas, ojas y prana, y buena inmunidad son virtudes de esta condición del agni.

Vishana Agni (el metabolismo irregular)

Como resultado de vata agravado, el agni puede sufrir cambios drásticos. Se vuelve errático y produce digestión variable, distensión abdominal, estreñimiento y dolor cólico. A veces, puede conducir a diarrea, sensación de pesadez después de las comidas y gorgoteo de los intestinos. El individuo puede presentar piel seca, crujido de articulaciones, ciática, dolor en la espalda baja, insomnio o profundo temor y ansiedad. Se pueden tener también antojos de comida frita. La cualidad fría de vata disminuye el agni, y la cualidad móvil hace que fluctúe, lo que resulta en un metabolismo irregular. Eventualmente, se produce ama y se puede ver en la lengua como un revestimiento de color negro pardusco. Sequedad en la boca, encías retraídas, espasmos musculares y diversos trastornos vata pueden tener lugar durante el estado vishama agni.

Tikshna Agni (Hipermetabolismo)

Debido a las características calientes, agudas y penetrantes de pitta, el agni puede llegar a ser intenso cuando pitta dosha se incrementa. Esto provoca hipermetabolismo. En esta condición la persona tiene el deseo frecuente de ingerir grandes cantidades de comida. Luego de la digestión se tiene la garganta, los labios y el paladar secos así como también acidez estomacal. Pueden presentarse sofocos e hipoglucemia. Las cualidades líquidas, agrias y calientes de pitta pueden producir hiperacidez, gastritis, colitis y disentería. Dolor en el hígado, náuseas, vómitos y otras condiciones inflamatorias similares pueden ocurrir. En algunos individuos, tikshna agni puede dar lugar a la ira, el odio y la envidia. La persona se vuelve sentenciosa crítica hacia todos y todo. Puede tener ansias de dulces, galletas y chocolate. Según el Ayurveda, muchos desórdenes pitta tienen su origen en tikshna agni.

Manda Agni (hipometabolismo)

Las moléculas de agua y de tierra del dosha kapha son pesadas, lentas y frías, lo cual inhiben las cualidades de luz, fuerza y calor del agni. Como resultado, el agni puede llegar a ser embotado y lento, lo que lleva a ralentizar el metabolismo. La persona con este tipo de agni no puede digerir correctamente incluso una dieta normal. Incluso sin comer, hay pesadez en el estómago, congestión, frío y tos. Exceso de salivación, pérdida de apetito, náuseas y vómitos de mucoide puede presentarse. Otros pueden mostrar edemas, obesidad, hipertensión y diabetes. Habrá letargo, sueño excesivo y piel fría y pegajosa. Él o ella van a experimentar debilidad generalizada del cuerpo. Mentalmente puede haber apego, codicia y posesividad. El sujeto puede tener una marcada tendencia hacia la comida caliente, fuerte, seca y picante. Casi todas las enfermedades kapha tienen su origen en manda agni.

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here