ABHAYA MUDRĀ

4
1128

Mudra significa gesto. Los mudras son los gestos corporales que se utilizan especialmente en el Hatha-Yoga, pero que también es utilizado en otros tipos de meditación.

Su origen no está muy claro, aunque en el mundo occidental los conocemos gracias al mundo oriental que nos los trae como consecuencia de la introducción de sus doctrinas e ideologías y atravesé de la danza tradicional. En nuestra civilización se usan por sus conocedores en la vida diaria, los hay desde uno para encontrar aparcamiento hasta el más elevado para encontrar la iluminación.

Abhaya en sánscrito significa “audacia” y es el nombre de uno de los más importante mudrā, gestos o comportamientos representado en la imagen divina y también se utiliza en adoración a sus comentarios.

Hay mudras muy completos que implican a todo el cuerpo, pero también hay mudras muy sencillos e igualmente poderosos que sólo requieren de nuestras manos para alcanzar nuestros objetivos como la elevación espiritual, la sanación física y la sanación emocional.

Este es uno de los mudras más espirituales que existen, y tiene aplicaciones sobre el espíritu y nuestra psique.

Muchos dioses y gurús orientales aparecen en estatuas y fotografías con esta posición. También en el cristianismo podemos encontrarla en algunas representaciones de Jesús o de algún Santo.

En la imágenes de Orus y otros dioses egipcios y hasta en los gestos de los reyes y gobernantes cuando saludan

Mudrā es un gesto simbólico o ritual que encontramos en el hinduismo y el budismo.

Se hace el gesto con la mano derecha levantada para la altura del hombro con el brazo doblado y la palma hacia el exterior.

Se llama también un gesto de coraje, luego paz y simboliza el acto de disipando el miedo en todos los niveles.

Este gesto se acompaña a menudo en las imagenes divinas, el varada mudrā, la actitud con la cual la Deidad da las gracias y favores, se realiza con los dedos de la mano izquierda, que cuelga libremente al costado del cuerpo, apuntando hacia abajo.

El gesto es muy antiguo y aparece como un gesto natural que probablemente fue utilizado desde la antigüedad como una señal de buenas intenciones. El acto de Mostrar la mano levantado y desarmado y evoca la paz y tranquilidad. En el arte de Gandhara este gesto fue utilizado para describir el acto de predicar, especialmente en China donde está a menudo presente en imágenes de Buda, particularmente en períodos de Wei y Sui.

Una leyenda dice que el Buda un día conocío en su camino un elefante enfurecido y le mostré el gesto de Abhaya mudrā, el animal se calmó inmediatamente.

Propiedades:

Cuando necesitamos sentirnos protegidos y esperanzados de que podremos superar cualquier obstáculo que se nos presente, este mudra nos puede ayudar en momentos en nuestra vida en los que sentimos una especial desprotección. Este mudra es aliviando nuestros miedos más profundos y conflictos más internos.
Ese miedo se ve sustituido por una esperanza en el triunfo final y la confianza que más necesitamos para abordar los problemas a los que nos enfrentamos.

Para realizarlo:

Tal y como se indica en la foto. Con la palma de la mano hacia afuera, con los dedos algo separados y sin forzar la mano doblando ligeramente los dedos como si descansasen de forma natural. La mano izquierda descansa sobre el corazón.

Para practicar estos mudras no es necesaria una gran habilidad, si lo haces antes de enfrentarte a un problema acompañado de unos minutos de meditación, te dará seguridad y tranquilidad antes de un examen o una entrevista de trabajo.

También cuando quieras bendecir a alguien o a una situación para impedir agresiones

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here